Se ha terminado el culebrón que rodeaba a Kevin Garnett; finalmente dice adiós al que ha sido su deporte durante 21 años de su vida. No cumplirá el contrato que tenía acordado con los Minnesota Timberwolves y no será entrenado por la gran esperanza de esta franquicia, Tom Thibodeau.

Kevin Garnett ha sido uno de los mejores jugadores de este siglo, uno de los más emblemáticos. Su manera de jugar, su esfuerzo, dedicación y trabajo le llevaron a ser el mejor jugador de la liga en el año 2004, bajo la franquicia que apostó por él cuando decidió dar el salto del instituto a la NBA, Minnesota Timberwolves. Consiguió ganar un anillo bajo la disciplina de Doc Rivers en Boston Celtics en el año 2008, y sobre todo, ha dejado su huella en la mejor liga de #Baloncesto del mundo.

Anuncios
Anuncios

Su juego, siempre criticado, ya se ha convertido en un modelo a seguir para muchos jugadores. Kevin Garnett era un jugador capaz de meterse en tu mente y anularte por completo cuando ponías un pie en la pista. Era ese típico jugador que sabía a la perfección que es lo que tenía que susurrarte a la oreja para dejarte fuera del partido, y quedarte recordando durante todo el partido las palabras tan cariñosas que había dedicado a tu madre mientras que él se dedicaba a meter el balón en el aro.

No estamos preparados para tanto sufrimiento. Kobe Bryant, Tim Duncan y ahora Kevin Garnett. Estandartes de esta liga han decidido colgar las botas este año y a partir de ahora, este deporte no será igual. Los Timberwolves han tenido un gesto muy bonito, ya que decidieron cortarle antes de que anunciara su retirada, por tanto recibirá los 8 millones de dólares restantes de su contrato.

Anuncios

Este año los Timberwolves apuntan alto, y hubiera sido una maravilla ver a toda una leyenda de esta franquicia liderar al equipo a los playoffs, algo que no han conseguido desde el año 2004.

Kevin Garnett se retira dejándose a sí mismo en el olimpo de la franquicia de Minneápolis, primero en puntos, partidos, rebotes, asistencias, robos y tapones en la historia de Minnesota, 15 veces elegido All-Star y mejor jugador defensivo en el año 2008.

Nada más que decir. ¡Te echaremos de menos Big Ticket!