25 de Octubre, 14 de Enero, 10 de Agosto y 7 de Septiembre...fechas que quedarán para siempre en mi recuerdo, en mi memoria, en mi vida. 

Todo iba "viento en popa a toda vela" como dice aquel poema de Espronceda, la temporada 2015/2016 había empezado de la mejor manera posible, yo jugador del CDC Moscardó, compaginaba jugar con el juvenil y el primer equipo, que la temporada pasada militaba en la 3ª división española, más concretamente en el grupo de la comunidad de Madrid. Yo juvenil de tercer año aún, estaba viviendo un sueño, jugar en tercera división siendo juvenil, para quién entiende del mundo del fútbol es algo que una gran mayoría no consiguen.

Anuncios
Anuncios

Pero pronto un 25 de Octubre, frente a El Bercial (Getafe), todo se convirtió en pesadilla, todo se apagó por momentos, todo parecía perdido, yo sólo en una acción sin demasiada exigencia física, ocurrió, rotura del Ligamento Cruzado Anterior, una de las peores lesiones que existen en el fútbol.

14 de Enero ; la operación. Este día todo empezó a cambiar, empezaba la cuenta atrás para volver a los terrenos de juego, para volver a sentir el verde bajo los pies, la responsabilidad sobre ti, las mariposas en el estómago de antes de jugar... ese era mi objetivo, y el de mi familia, amigos, entrenadores y novia ayudarme a conseguirlo. (Aquí quisiera agradecer también a todos los profesionales de la Mutualidad de la Federación de Fútbol de Madrid, que no siempre se les reconoce toda la buena labor que realizan ayudando a muchos jugadores, que como en mi caso, llegamos hundidos, y salimos de allí con una sonrisa de oreja a oreja, cuando después de muchos meses recibes el alta médica.

Anuncios

En especial quiero agradecer a los doctores Fuentes y Sanz y al físioterapeuta Pedro todo lo que me han ayudado.) Tras este paréntesis continúo diciendo que los dolores y miedos de las primera semanas de rehabilitación tras la operación son espantosos, casi inaguantables, pero que no sólo yo, sino todos sacamos fuerzas de donde no las hay para salir adelante.

Tras la operación vienen 3 meses de ir 3 horas al día, 6 días en semana a la federación a hacer rehabilitación. Es aquí donde el esfuerzo de los padres y familia se hace más presente que nunca, cuando te acompañan en todos esos días, en todas esas horas, cuando invierten su tiempo en ti, en tu futuro.

10 de agosto. El alta médica. Este día es uno de los más especiales, cuando te das cuenta de que todo lo peor ya ha pasado, de que todos los meses recuperándote han merecido la pena. También es el momento de coger de las manos a tus padres, hermanos, y pareja, o todo aquél que nos ha acompañado, y darles tu "gracias" más sincero, tu mejor sonrisa, tus mejores palabras.

Anuncios

Muchos piensan que la recuperación es sólo física, pero no, también es psicológica, y esa parte, se la debes a ellos.

7 de Septiembre. Hoy casi 11 meses después  de aquél fatídico día en el que me lesioné, he vuelto a jugar un partido de fútbol, el horario y el lugar no se me olvidarán jamás ( 20:00 horas en el Estadio Municipal de San Fernando de Henares. Hoy acaba toda una etapa de lucha y sacrificio por recuperarme en la que he estado rodeado de todos los míos, a la vez que comienza una nueva etapa que consiste poco a poco en volver a ser el que era. #Deportes Madrid