Paco Alcácer lleva poco tiempo en el club azulgrana, sin embargo, ello no es indicativo que empiece a surgir ciertos comentarios sobre el papel del delantero valenciano. Recientemente aquí en Blasting News, podíamos leer que la solución de Alcácer era más una urgencia, ante la insistencia de Lucho, que una voluntad real. 

Lleva poco tiempo, pero tras el último partido frente al Gladbach en el que Lucho tuvo que cambiarle por Arda (quien consiguió el gol del empate) propició numerosos comentarios sobre el papel del jugador en el equipo.

Ni la primera, ni la segunda opción 

Siendo realistas solo hace falta hacer una cronología del verano para ver que Alcácer no entraba en las apuestas para ser el 4º delantero del Barça, que se sepa había por lo menos otros 2 jugadores de la liga que estaban por delante del delantero, ex del Valencia.

Anuncios
Anuncios

Los nombres de Vietto y Gameiro sonaron con mucha fuerza para reforzar la delantera, dándose incluso alguno de ellos por prácticamente cerrado.

Y es que la idea del Barça era la de traer un delantero que quisiera asumir ese rol de 4º delantero, pero este tenía que tener unas características especiales, dentro de estas él que encajaba más era Vietto, puesto que aporta mucha más movilidad teniendo una mejor punta de velocidad cayendo a las bandas.

Alcácer tiene este gran obstáculo ante él, es un rematador nato por lo que se presume que es el sustituto de Suárez, jugador que tampoco tiene una gran adaptación a la banda. Haciendo vista atrás en el seno de su anterior club, Alcácer era un jugador realmente querido por la afición no obstante, no gozaba de una condición de titular indiscutible. 

Dembélé en la mira 

Moussa Dembélé decidió de momento, muy oportunamente, aceptar la oferta del #Celtic para ser el delantero del conjunto escocés, el jugador venía de completar una muy buena temporada en la segunda división de Inglaterra y estaba en la órbita de diferentes clubes de Europa.

Anuncios

Ahora en el Celtic y tras las buenas actuaciones en Champions y frente al Rangers, se ha puesto en el escaparate de Europa. 

Y cómo no, los dos grandes de España han puesto sus ojos en él, por supuesto el jugador de 20 años francés gusta a Zidane, pero su rapidez y movilidad también habría llamado la atención del Barça. 

Dembélé encaja más en el esquema y en la idea de caer a bandas que busca el Barça, es joven (20 años) y está en un club claramente vendedor y que realmente tiene muy complicado poder retener a cualquier jugador que destaque. 

Cabe ser cautos, estamos a comienzos de temporada y aún queda mucho para que Alcácer calle las numerosas bocas que salen en su contra.  #Alcacer #FC Barcelona