Las semifinales de la #supercopa endesa en plena pretemporada y asimilación de plantillas y técnicos, ayer nos bordaron un par de semifinales muy disputadas.

El primer choque fue entre el equipo local Baskonia y el Herbalife Gran Canaria y donde se confirma la maldición del equipo anfitrión que perdió por 80 a 84. En los banquillos se estrenaban el técnico Sito Alonso para el Baskonia y Luis Casirimo para el Herbalife sustituyendo a Aito García Reneses

Si el conjunto visitante tuvo en Kuric su principal arma acompañado de otro fichaje de relumbrón como es McCalebb(ex-Macabbi), que aportaron 35 puntos de su equipo, prácticamente el 40 % de los puntos de su equipo, por parte de Baskonia  los puntos estuvieron más repartidos.

Anuncios
Anuncios

El hecho de que Baskonia no pudiera contar con su fichaje estrella NBA, Andrea Bargnani le restó mayor poder anotador.

Al final del tercer cuarto el partido estaba empatado a 53 y fue el Gran Canaria quien se llevó el gato al agua, por su gran acierto anotador desde el perímetro de Kuric. 

El segundo choque y con más morbo, era el que enfrentaban a los dos equipos finalistas de la Liga Endesa anterior y enemigos de por vida. El Real Madrid le tenía la moral comida al Barça Lassa pero parece que las cosas pueden estar dando un giro, ya sea por la dirección del juego o desde el banquillo.

El fichaje del base Tyrese Rice le ha dado mayor poder anotador al Barça Lassa, secundado por un ex-NBA Victor Claver y la dirección del entrenador Bartozkas, así como los jugadores que están de la temporada pasada, parece que han hecho un buen bloque, además tienen la baja por accidente del otro base Koponen.

Anuncios

Es decir que sólo tienen un base puro y esta función la tienen que hacer entre Rice, Juan Carlos Navarro y Pau Ribas, a la espera que los resultados médicos de Koponen.

Por el otro lado, el Real Madrid, parece que ha perdido poder de dirección, con la marcha de Sergio Rodríguez a los Sixers de Philadelphia de la NBA y eso que tienen un martillo anotador desde la línea de triple con Rudy Fernández y Sergio Llull,

El partido fue un auténtico recital de buenas jugadas y emoción. Así el Real Madrid dispuso de una ventaja de 9 puntos (48-39), pero el Barça Lassa se sobrepuso y llegó al final del segundo cuarto con un punto de desventaja (48-47).

Los puntos de Dustin Doellman en los minutos finales y los tiros libres de Rice hicieron imposible al Real Madrid darle la vuelta al marcador. Los 30 puntos de Rice y sobre todo su increíble juego sin miedo se merecen el MVP del partido.

Veremos el domingo si el Barça Lassa repite como campeón de la Supercopa Endesa o será el Herbalife Gran Canaria quien se llevé su primera copa.  #FC Barcelona #Baloncesto