Los rusos y el doping fueron una de las grandes noticias en la previa de los #Juegos olímpicos de Río de Janeiro. Muchos de los grandes atletas, como Yelena Isimbayeva, no pudieron competir por una sanción que la Agencia Mundial Antidopaje (ADAMS, según su sigla en inglés) impuso sobre la Federación Rusa, y que pese a que fue apelada días antes de la gran cita, el contingente del gigante euroasiático se vio reducido considerablemente. En estos días, los rusos y los Juegos Olímpicos vuelven a ser noticia, pero no precisamente por los atletas, sino porque un grupo de hackers, que se dieron a conocer como Fancy Bear, irrumpieron en los sistemas de ADAM y revelaron que atletas de la talla de Simone Biles (cuatro medallas de oro en gimnasia) y las hermanas Venus y Serena Williams, compitieron en Río bajo el efecto de medicamentos prohibidos por la agencia.

Anuncios
Anuncios

EL CASO DE SIMONE BILES

Simone Biles fue una de las grandes estrellas de los pasados Juegos. Cuatro medallas de oro y rutinas de gimnasia casi perfectas llamaron la atención de los jurados y de millones de espectadores alrededor del globo. De acuerdo a los informes hackeados, habría dado positivo por metilfenidato. Sin embargo, fue la misma atleta quien salió a aclarar los tantos, dejando en claro que sufre un trastorno por déficit de atención por hiperactividad (TDAH) y es por eso que se encuentra incluida en el Programa de Exenciones de Uso Terapéutico. El Presidente de la Federación Estadounidense de Gimnasia, Steve Penny, aclaró que además se presentaron todos los formularios e informes médicos ante la Federación Internacional por lo menos treinta días antes de la competencia, por lo que no hay infracción.

Anuncios

LAS HERMANAS WILLIAMS

El caso de las tenistas es diferente al de la gimnasta, ya que las hermanas fueron autorizadas a consumir antiinflamatorios que impiden la liberación de hormonas que causan inflamaciones. Serena habría consumido hidromorfona y prednisolona; mientras que Venus fue autorizada para el consumo de prednisona y triamcinolona. En ambos casos la ADAMS, estaba al tanto del consumo de dichas sustancias, por lo cual tampoco hay infracción.

La guerra entre #Rusia y la ADAMS parece estar en uno de sus puntos más álgidos y al parecer la batalla va a durar varios años. Habrá que esperar cuál la reacción del Comité Olímpico Estadounidense frente a las acusaciones que están sufriendo sus atletas, más allá que las mismas se encuentran justificadas. El año que viene se desarrollará en Londres el Mundial de Atletismo y el tema volverá a estar sobre el tapete, al igual que en la previa de los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. #doping