Carlos Coste superó su propio #Récord Guinnes de 2010 en el Deepsea Challenge celebrado el pasado 10 de septiembre. La marca fue de 177 m, en la modalidad de #apnea dinámica, la cual consiste en nadar la máxima distancia posible en aguas abiertas, con un solo respiro. Así superó su marca anterior de 150 m. El venezolano suma 11 récords mundiales, además de haber realizado hazañas como la de sumergirse a -56 m en una laguna a 4000 m.s.n.m con una temperatura cerca de los 0 °C y hasta haber participado en un film, Verde Salvaje.

La pasión de Coste por la apnea surgió cuando estudiaba Ingeniería, pero desde niño se vio atraído por los deportes de contacto con el mar.

Anuncios
Anuncios

Yo de pequeña jugaba a aguantar la respiración bajo el agua. Supongo que tú también lo hacías. Eso es muy común, es como una curiosidad y una habilidad muy básica. Todos hemos aguantado la respiración bajo el agua alguna vez y hay pruebas arqueológicas que demuestran que el #buceo a pulmón se practica desde hace más de 7000 años, cuando se hacía para buscar alimentos bajo el mar. 

¿Cómo nació tu pasión por la apnea? 

Siempre busqué deportes no convencionales. La verdad, nunca me atrajeron los tradicionales. Eso me llevó a experimentar distintos deportes, sobre todo de contacto con el mar y la naturaleza. Fue en el Centro de Actividades Subacuáticas de la Universidad Central de Venezuela donde me enganché con la apnea, hasta el sol de hoy, que cada vez me hundo más profundo. 

¿Cómo fue que un día decidiste romper récords mundiales?

Mi ascenso fue algo gradual pero rápido porque desde que probé la apnea, sentí una gran pasión.

Anuncios

Muchas veces fui autodidacta porque no había libros o internet para ver cómo se hacen las cosas. La pasión me hizo avanzar vertiginosamente. En 2001, anuncié la idea de romper los récords porque estaba avanzando en mis marcas, rompiendo récords nacionales y acercándome a los récords mundiales. Mucha gente no me creyó porque las condiciones en Venezuela no eran las mejores. En 2002, cinco años después de ser un novato, estaba rompiendo mis primeros dos récords mundiales (Inmersión Libre y Peso Constante). 

Y en 2003 conseguiste tu primer récord Guinness

Por primera vez llegaría alguien a los -100 m en inmersión sin asistencia, pero en esa época mi rival era Herbert Nitsch y una semana antes de intentar la marca él llegó a los -100 m. Decidimos cambiar el récord: ser el primero en pasar esa barrera de los -100 m e hicimos -101.

En 2006 sufriste un embolismo cerebrovascular gaseoso, ¿qué pensaste?

Estaba entrenando para romper el récord de No limits. En uno de los entrenamientos salí del agua con síntomas anormales.

Anuncios

Estábamos usando unos protocolos de seguridad en los que fuimos pioneros y me atendieron oportunamente. Lo que pasaba por mi cabeza era volver al agua. Tres días después del accidente, pregunté si había piscina en el hospital. El gimnasio, la piscina, la fisioterapia y la terapia hiperbárica hicieron que me recuperara rápido.

Y lo hiciste muy bien porque ahora tienes 11 récords mundiales. ¿Cómo te sientes con eso?

Muy emocionado, satisfecho y entusiasmado para seguir con nuevas metas. Los objetivos cambian un poco más para desarrollar más la escuela (Deepsea freediving school, en Bonaire) y dejar un legado a mis alumnos.