La jornada 5 de la #Liga Santander había comenzado el martes, pero el plato fuerte estaba focalizado en dos partidos, donde se enfrentaban los dos equipos punteros del panorama futbolístico español. Por un lado, a las 20:00 horas de la tarde daba comienzo en el Santiago Bernabéu el partido #Real Madrid contra el Villarreal y a las 22:00 horas, un duelo por todo lo alto en el Camp Nou entre el Barça y el Atlético de Madrid.

Empezando por el partido de las 20:00 horas en Madrid, el entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane tenía ante sí su particular récord de victorias consecutivas y superar a Pep Guardiola, aunque todo es un montaje de la prensa madrileña, ya que el ex entrenador barcelonista consiguió la marca de 16 victorias seguidas en una sola temporada y a Zidane le recogían los datos de la temporada anterior.

Anuncios
Anuncios

Hablando en temas de partido, Zidane salió con la BBC y prácticamente sin reservar a nadie, sabía lo que se jugaba. El Villarreal no se echó atrás y le jugó de tú a tú al Madrid. 

Como viene siendo de costumbre los locales no salieron enchufados y eso lo pagaron. Sergio Ramos volvió a parar una pelota con las manos dentro del área en los minutos finales de la primera parte y montó su particular teatro para ver si engañaba al árbitro pero éste no picó. El penalti lo chutó Bruno al estilo panenka por medio de la portería engañando a Casilla. Para más castigo Marcelo se tuvo que retirar lesionado.

En la segunda parte el Madrid salió más entonado y Sergio Ramos marcó de cabeza, enmendando el error en el penalti. Entonces el Madrid se vino arriba pero no encontró el gol ya que el portero visitante, Asenjo, estuvo en modo salvador.

Anuncios

Con el pinchazo del Real Madrid, el Barça tenía la oportunidad de ponerse a un solo punto del líder en la tabla de la Liga Santander, pero como todos los partidos ante el equipo de Simeone son muy toscos y de marcadores muy cortos.

El partido en sí, fue de una alta posesión del Barça, pero con ataques estériles y siempre por el centro, dejando las bandas prácticamente sin utilizar. En cambio el Atlético de Madrid y su juego se basaron en una fuerte presión defensiva y un contraataque letal. 

Rakitic inaguró de cabeza el marcador en una jugada de estrategia, que era la única manera de abrir la lata visto el despliegue de los equipos. Pero la diosa fortuna no quiso estar al lado del Barça y dos de sus buques insignia se tuvieron que retirar por lesiones, Sergio Busquets por molestias como Leo Messi por una lesión en los abductores de la pierna derecha, que lo tendrá en el dique seco un periodo de tres semanas, aproximadamente. 

Este contratiempo desdibujó al Barça y el Atlético lo supo aprovechar mediante Correa y el desafortunado patinazo de Mascherano. Para los barcelonistas lo más grave no es haber empatado sino perder a su estrella, Leo Messi, por lesión

Así las cosas continúan igual entre los dos equipos, con el Real Madrid a tres puntos del Barça.

#FC Barcelona