El Centro Acuático de Río de Janeiro ha brillado con la participación de los mejores nadadores del mundo que han tomado parte de los #Juegos olímpicos de Río de Janeiro-2016, entre ellos hay tres que por estas jornadas se han transformado en verdaderos " gigantes del agua".

La húngara Katinka Hosszú y los estadounidenses Katie Ledecky y Michael Phelps han demostrado al mundo que son la élite de la natación olímpica. El mundo ha vibrado con cada una de sus presentaciones y los nadadores han dado todo para quedarse en lo más alto del podio quienes suman doce medallas de oro.

Con veintisiete años de edad y sin haber ganado una medalla, la húngara Katinka Hosszú dio el máximo de sus esfuerzos para quedarse con tres medallas de oro y una de plata.

Anuncios
Anuncios

La nadadora húngara, venció en los 100 m espalda, en los 200 y 400 m combinados individual donde logró récord olímpico y mundial respectivamente. Fue medalla de plata con el segundo lugar en los 200 m espalda femenina quien vio ganadora a la estadounidense Maya Dirado.

Con tan solo diecinueve años de edad Katie Ledecky se ha transformado en la estrella de la natación norteamericana, con cuatro medallas de oro y una de plata cerró una brillante participación en los juegos de Río de Janeiro.

La nadadora estadounidense se impuso en los 200, 400 y 800 metros libre femenino, consiguiendo un nuevo récord mundial para la prueba de 800 m donde marcó casi doce segundos de diferencia con sus adversarios.

También consiguió el oro, junto al equipo norteamericano en los Relevo 4 x 200 m libre, donde los Estados Unidos se impusieron frente a las representaciones de Australia y Canadá.

Anuncios

Por su parte, el " tiburón de Baltimore" se ha convertido en el deportista más laureado en la historia de los juegos olímpicos al acumular veintitrés medallas de oro con cinco presentaciones en los Juegos Olímpicos que lo han tenido como el deportista que ha logrado la mayor cantidad de medallas de oro en un solo juego (Pekín 2008) y el único que ha conseguido la mayor presea en cuatro juegos consecutivos.