Las Olimpiadas de Rio de Janeiro 2016 ya han sido bautizadas por muchos medios como los juegos más gay de la historia. De hecho es la cita olímpica en el que el colectivo #LGTB cuenta con mayor representación de todas las que hemos vivido. No solo eso: algunos deportistas que han reconocido abiertamente su homosexualidad están incluso cosechando medallas, como es el caso del nadador británico Tom Daley o la judoka brasileña Rafela Silva.

Todo esto, que debería ser visto como algo normal, ha despertado la ira de algunos intolerantes que lanzaron en twitter el lamentable hashtag #GaysNoMerecenMedallas. Pronto la red social se inundó de mensajes relacionados, la mayor parte de ellos dedicados a rechazar este gesto y mostrar su apoyo a los deportistas gays.

Anuncios
Anuncios

Se podría decir que a los autores de esta iniciativa les salió el tiro por la culata. ¿O tal vez no?

Las reacciones de los internautas

Y es que, aunque son loables las reacciones de los internautas mostrando su oposición o directamente mofándose del desafortunado hashtag, lo cierto es que de alguna manera se le está dando a este mensaje una notoriedad e importancia que no merece. Unos opinan que no es bueno permanecer impasibles ante estos gestos y hay que responder con firmeza; otros en cambio creen que lo más adecuado es ignorar este tipo de mensajes. Como dice el refrán: "no hay mayor desprecio que no dar aprecio".

Sin ánimo de darle más bombo a la noticia, habría que recordar a los creadores de #GaysNoMerecenMedallas que en los #Juegos olímpicos de la Antigüedad, en los que se inspiran las Olimpiadas modernas, muchos de los participantes eran homosexuales. Eso es algo que sabe cualquier persona con unos mínimos conocimientos de historia.

Anuncios

Si a ellos les hubieran prohibido participar, probablemente las olimpiadas actuales ni siquiera existirían.

En estos Juegos Olímpicos ya se han vivido algunos lamentables episodios de homofobia, como cuando parte del público insultó y abucheó a una jugadora de la selección femenina de fútbol de Estados Unidos por su condición de lesbiana. A pesar de esto, es justo señalar que Brasil es uno de los países más avanzados del mundo en cuanto a la defensa de la igualdad de derechos de los homosexuales. Otra cosa son algunas actitudes que se ven en la calle. Y en la Red. #Twitter