Su nombre es Tsotne Machavariani y con apenas 18 años de edad, ha conseguido estrenarse como representante de su país (Georgia) en la categoría de tiro deportivo en la máxima gala del deporte mundial, los juegos Olimpicos.

Las #Historias familiares representan una larga y nutrida historia en los deportes, sobre todo en las Olimpiadas, pero lo que definitivamente es una novedad es la competición codo a codo entre madre e hijo por la misma medalla y, cerrando el círculo familiar, el entrenador de ambos es nada más y nada menos que Vajtang Salkuvadze abuelo de Tsotne y si, padre de Nino Salkuvadze, su madre.

Durante años el sueño de Vajtang, su abuelo fue lograr que madre e hijo participaran en la máxima competición mundial uno al lado del otro, pero en mucho tiempo fue imposible para Tsotne lograr una plaza clasificatoria para las Olimpiadas.

Anuncios
Anuncios

En último momento, en el campeonato europeo celebrado en Hungría el pasado febrero, se presentó la tan esperada oportunidad y el joven no la desaprovechó.

Lee también: Los ESPAÑOLES tenemos problemas con las MEDALLAS

El reto de llegar a Río 2016

Para él estos son los primeros #Juegos olímpicos y aunque tiene altas expectativas, el principal contrincante a vencer (su madre) ha sido tres veces medallista y campeona olímpica toma parte en este evento por octava vez.

Tsotne admite que Nino ya ha llegado muy lejos en su carrera y, obviamente es mucho más experimentada que él,  pero dice no tener ninguna duda de que será capaz de "llegar a la misma cima que ha alcanzado su madre".

Por su parte, Nino Salkuvadze sostiene que la principal meta de su hijo era hallar la clasificación a las olimpiadas de Río 2016, y que la idea de que reciba una medalla no se encuentra entre los propósitos esperados en esta oportunidad.

Anuncios

La madre de Tsotne es, además, una de sus entrenadoras pero le tiene prohibido llamarla mamá o madre durante las sesiones de práctica, decisión que le ha permitido separar eficazmente la vida familiar de las responsabilidades deportivas.

“Mi madre nunca ha sido indulgente, al contrario, era más dura con él que con los otros niños”. Con el tiempo, Nino se convirtió en el principal apoyo del joven en su progresión deportiva y a todas luces, queda claro que, tanto madre como hijo tienen altas expectativas sobre el futuro de este entusiasta georgiano. #Brasil