En la cultura japonesa, los "samurai" fueron soldados imperiales, quienes estaban a cargo de la defensa del emperador y las dinastías imperiales, eran verdaderos "servidores", el alma del samurai era la espada a la cual le rendían sublime respeto y para ellos era la posesión más valiosa. Al nacer un hombre que estaba destinado a ser samurai se le colocaba la espada en su cama e igualmente al morir.

Bien, puede asignarse el término de "samurai" a quien ayer con mucha valentía e hidalguía supo enfrentar la derrota ante la poderosa selección del norte. Estados Unidos, venció a la Argentina por 105 a 78 y la albiceleste quedó eliminada de los #Juegos olímpicos Río de Janeiro 2016, Argentina, supo que un cruce con la poderosa selección norteamericana era plantear la posibilidad casi segura de una derrota y dejar el certamen, pero al igual que los árboles que mueren de pié, Ginobili y su equipo enfrentaron a los mejores del mundo.

Anuncios
Anuncios

San Antonio Spurs, lo seleccionó y tuvo su debut en la NBA durante el 2002 y se convirtió en una pieza clave del equipo para conseguir en triunfo en el torneo más prestigioso del mundo.

Comenzó a vestir la camiseta albiceleste en 1998 y debuto con ella en el Campeonato Mundial de Atenas. En el 2001, logró el triunfo para Argentina en el Campeonato FIBAS Américas y lideró al equipo nacional hasta la medalla de oro junto a otros como Fabricio Oberto, Carlos Delfino, Luis Scola y Andrés "Chapu" Nocioni, quienes conformaron la famosa " Generación Dorada" que duraría más de una década.

La selección de Argentina, fue la primera en el mundo en derrotar a los Estados Unidos, en 2002 cuando los albicelestes se impusieron por 87 a 80 en el Campeonato Mundial disputado en Indianápolis.

En los juegos olímpicos de Atenas 2004, donde participó Ginobili y la conducción técnica de Rubén Magnano, Argentina consiguió la medalla de oro, venciendo en semifinales a los Estados Unidos y se convirtió en la única que derrotó a los norteamericanos en dos oportunidades.

Anuncios

Fue medalla de bronce en Pekín 2008 y en Londres 2012 finalizó en cuarto lugar, ayer en Río de Janeiro quedó eliminada y a la finalización del encuentro, Ginobili recibió el saludo y el reconocimiento de todo el estadio y cada uno de los integrantes del seleccionado campeón, al igual que un "samurai" que va a la gran batalla sabiendo de la derrota para morir de pié y con hidalguía, en ella "Manu" no llevará una espada para sí pero se lleva la pelota del partido de ayer al igual que un verdadero guerrero cuando muere con honor junto a su espada.