Mañana se jugará el partido por la Supercopa de Europa, entre campeón de la UEFA Champions League que es el Real Madrid y el campeón de la #UEFA Europa League que es el Sevilla.

Esto confirma el buen momento de estos dos equipos, y de la #Liga BBVA que sin duda es una de las mejores ligas del futbol mundial y confirma porque le dicen la liga de las estrellas.

Motivo por el cual el día de mañana, se espera un gran partido entre estos dos grandes equipos de España, donde harán falta algunos de los jugadores de la fecha pasada y también habrán nuevas contrataciones esperando su gran debut en esta copa y por que no coronarse campeones.

Anuncios
Anuncios

A medida que avanzan las horas, las expectativas aumentan referente a este encuentro, y los aficionados esperan el pitido inicial para ver cuál de los dos equipos se coronarán campeón mañana.

El Madrid convoco a 20 jugadores entre los cuales están: Casilla, Yáñez, Luca, Carvajal, Ramos, Varane, Nacho, Danilo y Marcelo, James, Casemiro, Kovacic, Modric, Isco, Asensio y M. Llorente. Benzema, Lucas Vázquez, Morata y Mariano

También hay curiosidad referente a las formaciones iniciales, ¿cómo saldrá a jugar Zidane este partido? Lo que sí es seguro es que Ramos, Carvajal, Varane o Nacho y Marcelo estarán en la formación inicial.

En el medio campo pueden estar Lucas Modric, Isco, Casemiro, Kovacic o el colombiano James Rodríguez  y en el ataque Benzema y Morata.

Por el lado del Sevilla hay gran incertidumbre, por el hecho que el club dirigido por Sampaoli a cambiado por completo la plantilla de la temporada pasada y ha convocado a 23 jugadores para el partido de mañana, entre los cuales  están: Sergio Rico, David Soria, Juan Soriano, Mariano, Carriço, Nico Pareja, Ramí, Escudero, Kolodziejczak, Mercado, Kranevitter, N'Zonzi, Iborra, Franco Vázquez, Correa, Ganso, Kiyotake, Sarabia, Vitolo, Konoplyanka, Ben Yedder y Luciano Vietto.

Anuncios

 

Y, sin lugar a duda, la gran ausencia en este partido será el portugués Cristiano Ronaldo, quien se recupera de la lesión sufrida en la final de la Eurocopa de la que los portugueses se coronaron campeones.