Nerviós, emoción y suspense explican lo vivido ayer en el Lerkendal Stadion de Trondheim. El Real Madrid perdía en el minuto 89 y en el descuento consiguió empatar, de nuevo, a través del capitán #Sergio Ramos. Ya en la prórroga y el #Sevilla jugando con 10 por la expulsión de Kolo, Carvajal, a falta de 2 minutos para el final y tras una gran jugada individual, ponía el definitivo 3-2 final que le daba la tercera Supercopa de Europa al Real Madrid.

Golazo de Asensio y desconexión blanca

Antes del emocionante desenlace del partido, el Sevilla había remontado el gran gol de Asensio. Marco se hizo con el balón a varios metros de la portería de Sergio Rico y sin pensárselo, soltó un disparo con la pierna izquierda que se introdujo por la escuadra del guardameta sevillista.

Anuncios
Anuncios

Hasta entonces, el Real Madrid había controlado el partido, pero el gol serviría para lo contrario.

A partir del tanto, el Real Madrid comenzó a cerrarse. Esto permitió al conjunto entrenado por Sampaoli tener mayor posesión del balón y, tras insistir con llegadas pero sin remate, el ‘Mudo’ Franco hizo el empate. Una débil de defensa del Madrid no consiguió despejar el balón y el delantero del Sevilla pudo sacar un chute entre varios defensas y anotar el empate a falta de 5 minutos para el descanso. 

Una vez más, Sergio Ramos salva al Real Madrid

El Sevilla seguía con la posesión tras el descanso pero sin crear ocasiones de peligro. El Madrid, mientras, esperaba encontrar espacios en un contraataque. Para ello, Zidane sentó a Isco y Morata, dando entrada a Modric y Benzema. Sampaoli reaccionó rápido y puso en el campo a Konoplyanka.

Anuncios

Apenas llevaba 5 minutos en el campo cuando Sergio Ramos cometió penalti sobre Vitolo y el ucraniano puso por delante a los suyos.

El Real Madrid, con solo 15 minutos por delante, buscó más ataque con la entrada de James por Kovacic y el Sevilla, para mantener el resultado, retiró a Iborra para introducir a Kranevitter. Con los blancos volcados en el ataque, el Sevilla creó peligro al contraataque, provocando dos amarillas, para Carvajal y Asensio. 

Era el tiempo de descuento y Carvajal puso un balón profundo para Lucas Vázquez, terminó con un centro al corazón del área pequeña y allí, una vez más en el minuto 93, estaba el de Camas para mandar el balón al fondo de la red y provocar la prórroga en la final.

Carvajal da el primer título de la temporada

La prórroga, un gran inconveniente tratándose de un partido al final de la pretemporda, dejó entrever el estado físico de los jugadores. No había rapidez en el juego e iba a ganar el que tuviera un golpe de suerte. Y esta suerte la provocó Kolo con una entrada sobre Lucas que significaba su segunda amarilla y dejaba a los suyos con 10.

Anuncios

A partir de aquí, el Real Madrid volvió a hacerse dueño del partido. A Ramos le anularon un gol que hubiera dado el título a los suyos, pero el árbitro de línea de fondo lo anuló por falta. Los blancos no se vinieron abajo y a falta de 2 minutos, Carvajal le robó un balón en medio campo a Konoplyanka y el resto se resume en: Real Madrid campeón de la Supercopa de Europa.

El lateral inició una carrera sin que ningún jugador del Sevilla le saliera al paso más que Rami al borde del área, al cual dribló y se plantó solo delante de Sergio Rico, a quien le batió con el exterior del pie derecho lanzando el balón por alto y en diagonal, imposible para el portero. Supuso el fin del partido y otro título más para las vitrinas del Real Madrid.

La consecución de esta Supercopa de Europa deja varios datos importantes y una feliz anécdota. Como datos, el Real Madrid no pierde una final desde que lo hiciera en el 2000 en esta misma competición. Además, supone la tercera Supercopa de Europa y el segundo titulo de Zinedine Zidane en los 8 meses que lleva al cargo del conjunto blanco. La anécdota la protagonizaron los campeones, quienes irrumpieron en la rueda de prensa de Zidane para celebrar el título con su entrenador delante de todos los medios. #RealMadrid