Después de años luchando por subirse de nuevo al podio, el equipo español de #Gimnasia rítmica se ha colgado hoy la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río.

Tras estar casi toda la competición saboreando el oro, finalmente no ha podido ser, y Rusia, que partía como favorita, nos ha arrebatado el primer puesto.

El equipo compuesto por Alejandra Quereda, Sandra Aguilar, Lourdes Mohedano, Elena López y Artemi Gavezou nos ha hecho vibrar de emoción con sus dos ejercicios, que bien habrían merecido el oro.

El sábado nuestro equipo se clasificó para la final con la mejor nota (35.749) tras realizar los dos ejercicios, adelantando a la todopoderosa Rusia, que pagó varios errores sobre el tapiz.

Anuncios
Anuncios

Durante la final partíamos de cero, y hemos estado con el corazón en un puño durante toda la competición. El equipo español nos deleitó primero con el ejercicio de cinco cintas a ritmo de una samba de Carlinhos Brown, que literalmente levantó al público, recibiendo una puntuación de 17.800, y acabando así la primera rotación en primer lugar. Las rusas nos seguían de cerca, con una puntuación de 17.600 en este ejercicio.

En la segunda rotación, las españolas realizaron un ejercicio perfecto de aros y mazas, obteniendo 17.966 puntos. Estábamos ya saboreando la medalla de oro, cuando unas impecables rusas remontaban y nos arrebataban el primero puesto.

Como bien han dicho las comentaristas Paloma de Río y Almudena Cid, este es un deporte muy sacrificado, en el que cualquier sutileza puede marcar la diferencia.

Anuncios

Así, el podio ha quedado constituido por Rusia en primer lugar, España con medalla de plata y Bulgaria con el bronce, seguidas por Italia, Bielorrusia, Israel, Ucrania y Japón.

Con este oro, Rusia monopoliza el primero puesto olímpico desde los #Juegos olímpicos de Sidney en 2000, haciéndose con él en Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

El equipo español, por su parte, no se subía al podio olímpico desde la mítica Atlanta 1996, donde el equipo conocido las Niñas de Oro (Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez) se hacía con la primera posición.

En el plano de la gimnasia rítmica individual, España también puede estar muy orgullosa. Carolina Rodríguez, de 30 años, ha marcado un hito, siendo la gimnasia más longeva que se ha metido en una final, y obteniendo diploma olímpico, quedando en octava posición.

Lo único que ha entorpecido el disfrute de esta magnífica final ha sido el corte de la retransmisión por parte del canal tdp durante la final de conjuntos. Es indignante como ciertos deportes siguen sin tener reconocimiento que se merecen.

Desde aquí queremos felicitar al equipo español por esa más que merecida plata.