Las atletas Nikki Hamblin y Abbey D'Agostino van a pasar la historia de las olimpiadas, pero no por sus excelentes marcas, sino por su gran deportividad. Y es que, como bien ha indicado el Comité Olímpico Internacional (COI) en su cuenta de Twitter, "en los Juegos Olímpicos, no todo tiene que ver con ganar".

Nikki Hamblin, atleta neozelandesa (con la equipación negra), y Abbey D'Agostino, de Estado Unidos (de azul), estaban compitiendo en la primera ronda de la prueba de los 5.000 metros, jugándose un puesto para la final. Cuando aún quedaban 2.000 metros, Hamblin chocó con otra corredora, provocando que D'Agostino tropezara  con ella y cayera también al suelo. 

D'Agostino fue la primera en levantarse, y en lugar de seguir para intentar remontar la carrera, ayudó a incorporarse a Hamblin; "levántate, tenemos que terminar juntas", le indicó mientras le tendía la mano.

Anuncios
Anuncios

Las don intentaron avanzar, pero pronto D'Agostino volvió al suelo. La norteamericana no podía continuar debido a un gran dolor en su pierna. Esta vez fue Hamblin la que le devolvió el favor a la norteamericana, esperándola hasta que consiguió levantarse de nuevo. Las dos consiguieron terminar la carrera como pudieron, fundiéndose en un abrazo en la línea de meta, ante un emocionado público. D'Agostino abandonó el estadio en silla de ruedas, y Hamblin declaró que D'Agostino representa el verdadero espíritu olímpico.

Ambas atletas hicieron un mal tiempo, a más de minuto y medio de la ganadora, la etíope Almaz Ayana. Hamblin entró en la meta con un tiempo de 16:43.361, y D'Agostino lo hacía la última con 17:10.02, aunque esto no va a ser inconveniente para que las dos reaparezcan en la final.

Anuncios

Los jueces han querido premiar este gesto de deportividad recalificándolas y colocándolas en la final. Esperemos que D'Agostino y Hamblin estén totalmente recuperadas para ella.

Las redes sociales no han tardado en hacerse eco de la noticia, manifestando su apoyo a las dos corredoras, e indicando que este espíritu olímpico es más valioso que cualquier medalla. #Juegos olímpicos #Atletismo