ESP 92 - 67 FR (19-16 / 24-14 / 26-19 / 23-18)

Jornada redonda para la selección española de #Baloncesto que se impuso 92-67 a Francia en el partido de cuartos de final de los #Juegos olímpicos de Río de Janeiro. Contra todo pronóstico, España apabulló con una superioridad insultante a los galos, desparecidos del encuentro desde el salto inicial y con igual suerte que Argentina en el último choque con los españoles en la fase de grupos. Así pues, la selección, que ha ido de menos a más durante la competición, vuelve a dar un golpe sobre la mesa y a dar un severo aviso a su próximo rival - Argentina o USA- en semifinales.

La primera parte tuvo un nombre propio: Nikola Mirotic (23P 5R 2A 2Ro) anotó 16 puntos y acribilló Francia con sus cuatro primeros triples en 20 minutos.

Anuncios
Anuncios

Hizo y deshizo como quiso y el resto de sus compañeros se subieron rápidamente al carro. Las primeras imprecisiones galas no hacían presagiar la debacle que se cernía sobre ellos, aunque únicamente fuera Nando De Colo (13P 2R 2A) quien respondiera tímidamente al término del primer cuarto (19-16).

Pero empezó el segundo y se inició la fiesta - o la tormenta perfecta sobre los vecinos del norte. Seis puntos consecutivos de un enorme Willy Hernangómez (18P 6R) abrían distancias en el marcador (27-17), pero Tony Parker (14P 4A) - que hoy se despedía de su selección- se empecinó en acortarlas de nuevo fuere como fuere (27-22). Tiempo muerto de España y última vez que verían a Francia por el retrovisor; dos triples de Mirotic y uno de Sergi Llull (10P 4R 2A) propiciaron la avalancha de la selección hasta la media parte (43-30).

Anuncios

Los de Scariolo siguieron en estado de gracia a la vuelta del descanso y continuaron con su tiranía en todas las facetas del juego, a base de transiciones rápidas y una defensa apremiante. Con Nicolás Batum (0P) completamente anulado y Boris Diaw (8P 2R 5A) bien controlado, los interiores españoles masacraron el aro galo anotando 19 puntos de los 26 del tercer cuarto. La mera presencia de Pau Gasol (5P 8R 3A 3T), que pareciera que hoy no tuvo su día, fue determinante para amilanar las hordas francesas, especialmente las comandadas por el larguirucho Rudy Gobert (7P 12R). A España le salió todo y cerró el cuarto 69-49.

Con pie y medio en semifinales, los hombres de Scariolo disfrutaron; disfrutaron como pocas veces se puede ante un rival de la entidad de Francia. No sólo anotaron los doce integrantes del plantel, sino que incluso Llull se atrevió con un túnel a Joffrey Lauvergne (12P 7R 2A). Un poema la cara de los Parker, Batum, Diaw... cuando España se puso a 30 (81-51). Álex Abrines (5P), con dos canastas seguidas, sentenció el partido con el 92-67 final.

Con España y Australia ya clasificadas - Australia derrotó contundentemente a Lituania por 90-64-, sus rivales para las semifinales se definirán en los dos partidos de cuartos de final restantes: Argentina-USA y Croacia-Serbia, respectivamente.