La Selección española de #Baloncesto se clasificó para los cuartos de final de los #Juegos olímpicos de Río tras derrotar a Argentina (92-73). Obligados a ganar tras la victoria de #Brasil sobre Nigeria (86-69), los de Scariolo pasan como segundos del grupo B y se enfrentarán -una vez más- a Francia el próximo miércoles 17 de agosto.

Los primeros minutos del partido fueron un mero espejismo para los argentinos, quienes con dos triples del veterano Manu Ginobili (16P, 5R y 2A) sumaban rápidamente los primeros puntos del encuentro (0-8). El inicio apoteósico de los del Mar del Plata, sin embargo, cesó bruscamente con la respuesta a base de triples de un inspiradísimo Rudy Fernández (23P, 7R y 2A) y de Nikola Mirotic (10P, 5R y 3A).

Anuncios
Anuncios

Con la artillería calibrada en ataque, España consiguió además ahogar el ataque argentino para sellar en 25-15 el marcador al fin del primer cuarto.

Las buenas sensaciones de los jugadores de Scariolo prosiguieron en el segundo cuarto. La aportación desde el banquillo de hombres como Navarro (6P) permitió a la Selección instaurar la máxima diferencia de la primera parte (41-25), y la autoridad de los interiores españoles (rebotes: Esp 8+36 /Arg 4+27) desquició a los pívots argentinos y cargó rápidamente de faltas a su pilar, Luis Scola (7P y 5R). Argentina se veía sobrepasada en todas las facetas, probablemente aún fatigados con Nocioni (6P y 2R) como claro ejemplo de su interminable partido ante Brasil, pero sin duda también por el alto nivel de juego de los vigentes subcampeones olímpicos (48-35).

Anuncios

Un parcial de salida de 14-5 (62-40) puso la máxima diferencia del partido en +22. Pau Gasol (19P, 13R y 2T) imponía su ley bajo los aros y Sergio Llull (10P y 5A) sumaba a base de físico y de acrobacias. Se avecinaba la debacle, Argentina había perdido el norte, sin defensa y con ataques sin lógica. Pero como un virus, el sinsentido acabó no sólo por apoderarse del juego de los españoles, asumiendo ese ritmo anárquico del partido, sino también de los árbitros: en pocos minutos, dos técnicas para los argentinos y dos más en acciones consecutivas por protestar y por simular a la bomba Navarro. ¿Resultado? 63-50 y expulsión de Navarro por acumulación de técnicas. La salida de José Manuel Calderón (6P) atemperó los ánimos (de los jugadores y de la afición argentina) y España cerró el tercer cuarto 71-57.

Superados los minutos más críticos del partido, la Selección española volvió a centrarse para aniquilar cualquier atisbo de duda. El incombustible Felipe Reyes (5P y 5R), Rudy y Gasol pusieron la quinta marcha para paliar los buenos minutos de Nicolás Laprovíttola (21P, 4A y 4Ro), el único que osó dar guerra de los argentinos hasta el último minuto (92-73).

Anuncios

De este modo, los cuartos de final de estos Juegos Olímpicos de Río quedaron definidos del siguiente modo: Australia-Lituania, Serbia-Croacia, Francia-España y, con la postrera victoria de Croacia sobre Lituania por (81-90), Argentina bailará su tango con la que nadie quería: la Selección de los Estados Unidos.