La vuelta de los cedidos y la llegada de Morata son las únicas novedades del #Real Madrid hasta la fecha, realmente se esperan pocos movimientos en el seno madridista. Pero hay una posición que este año puede ser un auténtico polvorín para Zidane. Y es la posición de medio centro de perfil ofensivo. 

Mucho problema era ya tener a dos grandes piezas como son James e Isco, jugadores que vienen reclamando cada vez más minutos a las órdenes de Zidane. A estos dos hay que sumar la aparición de Asensio el talentoso media punta español no parece que vaya a salir cedido y esta pretemporada se está ganando un hueco en los esquemas de Zidane. 

Rumores de fichajes

Por si fuera poco respecto de los #Fichajes se viene hablando de la fuerte posibilidad de que el Real Madrid incorpore al internacional francés y jugador del Newcastle Sissoko, incorporación que de no suponer una salida de otra de las piezas de dichas posiciones supondrá un auténtico problema, puesto que su posición es la misma que la que ocupan los jugadores mencionados anteriormente. 

Un claro candidato a salir 

Para sorpresa de muchos las intenciones del Real Madrid pasan por qué Marco Asensio se quede esta temporada en el club, si bien su protagonismo depende las figuras de James e Isco y de la posible llegada de Sissoko.

Anuncios
Anuncios

Si este último llega el club tendría claro que el jugador que saldría sería Isco, de hecho según se informa en As ya sin este fichaje tendrían pensando en vender a Isco eso sí, únicamente si llegara una buena oferta de cuantía superior a los 75 millones de euros, puesto que ese es el valor de mercado con el que se considera a Isco. 

Respecto de James si bien el jugador tiene un cierto descontento sobre sus minutos de juego cabe tener en cuenta dos argumentos a su favor frente a Isco, uno y quizá el más importante es que Florentino le prefiere a él. El segundo es que en conjunto ha mostrado más capacidad de ser un jugador vertical y más olfato goleador sobretodo en una primera temporada fantástica. 

Dicho lo cual, gestionar esta situación es todo un reto para Zidane.