Los Juegos Olímpicos de Río han dado mucho que hablar, ayer un gesto del atleta etíope Feyisa Lilesa pasó parcialmente desapercibido hasta la rueda de prensa posterior.

El atleta cruzó la meta segundo tras Eliud Kipchoge logrando una medalla de plata, lo hizo cruzando los brazos en un gesto que simulaba tener las manos inmovilizadas de algún modo o de estar esposado tal y como se aprecia en la fotografía, la intencionalidad de tal acción sin embargo no quedó del todo clara hasta las posteriores declaraciones del atleta. Se trataba de denunciar la situación de persecución que sufre su pueblo, los Oromo, en su país natal: "En Etiopía hay 15 millones de Oromo y el gobierno nos obliga a dejar nuestras tierras, nos encarcela, nos mata.

Anuncios
Anuncios

Yo les pido que ustedes, los periodistas, hablen de la democracia que no existe en mi país, y de los intereses económicos que apoyan la represión de los Oromo".

El desgarrador relato del fondista trató de dar visibilidad a los enfrentamientos de su pueblo contra el gobierno del país, quienes se rebelaron en noviembre de 2015 ante los casos de expropiación de terrenos propiciados por un plan urbanístico que privaba a los Oromo de sus tierras de cultivo, un pueblo tradicionalmente agrícola y nómada. “Realicé ese gesto por la actitud del gobierno de mi país contra los Oromos. Desde hace nueve meses, un millar de personas han resultado muertas“, aseguró el deportista olímpico.

La denuncia de Feyisa Lilesa podría poner en riesgo la propia integridad física del deportista tal y como aseveraba en sus declaraciones: "Si vuelvo a Etiopía después de esto, el gobierno me matará a mí y a mi familia o me mandarán preso", fueron sus palabras.

Anuncios

El propio Eliud Kipchoge apoyó a su compañero desde el podio y los aplausos sonaron en la sala de prensa del Sambódromo. El atleta etíope fue cuestionado también acerca de una posible sanción del Comité Olímpico Internacional (COI) debido a su gesto, ya que las manifiestaciones políticas durante los Juegos no suelen ser toleradas, Feyisa Lilesa replicó con firmeza: "hay demasiados problemas en mi país, donde todo es muy peligroso, y yo seguiré protestando por los presos oromo porque esa es mi tierra". #Olimpiadas #Juegos olímpicos #Atletismo