El héroe del día fue Éder, el delantero luso que juega en las filas del Lille, y que hasta el momento no había tenido demasiada participación con su selección. El otro protagonista fue Cristiano Ronaldo, quien se lesionó en los quince primeros minutos del partido y tuvo que ser sustituido por Quaresma. El madridista trató de reincorporarse antes de abandonar el campo, pero los dos intensos golpes recibidos en la rodilla le impidieron continuar en la gran final.

Fue un partido con pocas ocasiones y poco fútbol en general. Los franceses no cambiaron demasiado su esquema ni los jugadores titulares.

Anuncios
Anuncios

Optaron por presionar en el centro del campo y abrirse algo más hacia las bandas, tal y como hicieron contra Alemania e Islandia. No obstante, la férrea defensa portuguesa no permitió que se crearán demasiadas oportunidades de gol. La más destacada del primer tiempo fue un remate de Griezmann que pudo detener Rui Costa.

La segunda parte, más de lo mismo: lentitud, mucha dependencia de Matuidi y Sissoko para recuperar y sacar el balón al ataque y falta de determinación para terminar jugada. Portugal tampoco hacía demasiado, salvo asegurarse de ser superior en la línea defensiva, y es que la baja repentina del de Madeira supuso un duro golpe para selección lusa, que incluso contando con él, no era considerada la favorita entre la mayoría.

Griezmann daba los últimos coletazos de una Francia sin ideas en el 59 y el 66, siendo este segundo intento mucho más claro que el anterior.

Anuncios

Otra ocasión muy peligrosa fue la que nació de las botas de Colman, quien la puso un regalo a Oliver Giroud, aunque tampoco hubo suerte en el remate y no pudo batir a Rui Costa en el 75.

Ante la falta de oportunidades y de tiempo, Fernando Santos, técnico de Portugal, prefirió sorprender en la recta final del partido. Quaresma intentó una volea a centro de Nani sin éxito en el 80. Poco después, Rui Costa volvió a salvar a Portugal rechazando un disparo de Sissoko.

Fue en la prórroga, concretamente en el minuto 109, cuando Éder enchufó un potente cañonazo desde fuera del área que el guardameta francés no pudo parar y que le dió la victoria a su equipo. Y así, Portugal se proclama campeona de la Eurocopa 2016 y se abre la polémica sobre si era merecedora de dicho triunfo con el juego ofrecido durante la competición ¿Y tú? ¿Crees que merecieron ganar? #Fútbol #Cristiano Ronaldo #Euro2016