La entidad aurinegra disputó ayer su segundo encuentro de pretemporada. Tocó enfrentarse al Wuppertaler, de cuarta división. Esta vez, el técnico optó por alinear a los más habituales dentro de la convocatoria desde el inicio. Hay que tener en cuenta que hay piezas claves y algunas novedades que aún no han finalizado su período vacacional. Dicho esto, la formación siguió siendo una 4-2-3-1 formada por:

Roman Weidenfeller.

Marcel Schmelzer, Sokratis Papastathopoulos, Sven Bender y Felix Passlack.

Matthias Ginter y Gonzalo Castro.

Ousmane Dembélé, Moritz Leitner y Adrián Ramos.

Pierre-Émerick Aubameyang.

No ocurrieron demasiadas cosas en el primer tiempo, pero sí que pudimos observar la verticalidad y el desborde de Dembélé, tanto pegado a la línea de cal como jugando más centrado.

Anuncios
Anuncios

Tiene un manejo de balón que le permite llevar el esférico pegado al pie sin que ningún jugador rival pueda arrebatárselo. Dejó destellos de gran calidad zafándose de dos y tres rivales en varias ocasiones. Además, un pase suyo fue el que originó la jugada del primer gol. Gracias a su visión de juego vio el desmarque de Aubameyang, que pese a quedarse algo escorado resolvió bien la papeleta optando por un centro raso al área pequeña donde Adrián Ramos finalizó con un disparo fuerte arriba inalcanzable para el guardameta local.

El entendimiento entre gabonés y francés parece reflejar que llevan toda su carrera jugando juntos, pero sorprende ver a dos jugadores con tanta química cuando apenas es la segunda vez que coinciden en un terreno de juego. Veremos a ver si esta conexión persiste durante toda la temporada y si también se asocia de tal forma con Marco Reus.

Anuncios

No obstante, hubo que hacer reajustes ante la incapacidad de jugar en banda de Adrián Ramos, ya que no brilla especialmente por su agilidad. Al ver que esto no funcionaba, Ginter pasó al lateral derecho, Passlack a la zona ofensiva del mismo costado, Leitner retrasó su posición para acompañar a Castro en la medular y Aubameyang se ubicó en la mediapunta, aunque en ocasiones era una 4-4-2 con el gabonés acompañando al colombiano en punta.

Ya en el segundo tiempo, Tuchel cambió a 10 futbolistas, dejando a Passlack disputar el partido en su integridad, y dando minutos a los canteranos. Repitieron algunos que se enfrentaron al Erkenschwick, pero también hubo dos caras nuevas en el once, el cual ha sido:

Hendrik Bonmann.

Dario Scuderi, Amos Pieper, Christoph Zimmermann y Jacob Bruun Larsen.

Marco Hober y Dzenis Burnic.

Felix Passlack, Orel Mangala y Jano Baxmann.

Michael Eberwein.

En la segunda parte no ocurrió prácticamente nada y se vio un encuentro con una intensidad realmente baja. Los locales pudieron empatar tras un despiste de la defensa aurinegra, pero Zimmermann desvió el disparo a córner estirando la pierna. 

Ya hacia el final del partido, un gran centro de Marco Hober desde el córner, significó el segundo y último gol del envite a cargo de Amos Pieper tras un gran cabezazo.

Anuncios

Hober fue el más destacado en este tramo del choque, por la precisión en sus pases y en su toma de decisiones, pero estuvo algo lento en un contragolpe que le dejaba totalmente solo frente al guardameta rival, donde el zaguero local logró arrebatarle el balón en última instancia. El resultado final coincidió con el del Italia-España. De la misma forma que el 5-2 al Erkenschwick era el mismo que se dio en el Francia-Islandia.

Ahora vienen cinco días de descanso hasta la próxima cita, la cual será el jueves 14 a las 18:30h frente al St.Pauli. #UEFA #Fútbol #Mas deportes