¡Lo que me propongo, lo consigo! Esta es una premisa del presidente del #Real Madrid, Florentino Pérez. Por todos es conocido el tesón del presi cuando se propone traer a un crack al equipo blanco, y no para hasta conseguirlo. Hemos visto repetirse la historia con Beckham, Figo, Owen, Zidane... . Al principio parece imposible sacar a esos jugadores de sus equipos pero Floren tiene un don, y una chequera, fuera de lo normal y acaba consiguiendo al jugador que se propone. Pero van ya varios veranos que no se cumple 100% esa regla, y parece que el culpable está identificado y vive más cerca de lo que parece: el #FC Barcelona. Le pasó con Villa en el verano de 2010 cuando parecía que la llegada del guaje a Chamartín era un hecho.

Anuncios
Anuncios

De golpe y porrazo apareció el Barça y se llevó el gato al agua. Otro caso muy sonado fue Neymar. Después de tenerlo hecho con el Real Madrid, aparece Rosell y con una negociación un tanto turbia se acaba llevando al brasileño al club blaugrana por, todavía a día de hoy, una cantidad que se desconoce.

Pues la historia se ha vuelto repetir, y por partida doble, pero esta vez el culpable no ha sido solamente el Barça, sino también un viejo conocido merengue. Después de largas negociaciones y coqueteos entre Real Madrid (Zidane concretamente) y Paul Pogba, parece que ha sido Mourinho quien ha terminado por pescar al francés. Gracias en parte a los cerca de 120 millones de euros que le va a poner a la Juventus y los 13 "kilos" por temporada para el mediocentro francés. Quizás si Florentino hubiese usado ese "cebo", muy posiblemente esta temporada veríamos a Pogba jugar de blanco.

Anuncios

Algo similar ha ocurrido con André Gomes: cuando lo tenía todo acordado con el jugador, el Barça llega a un acuerdo con su "club amigo" y se acaba por llevar al portugués.

Harto de fichajes fallidos, Florentino ya tiene claro cual es su objetivo galáctico para este verano y parece que no se le va a escapar. Y por si acaso, se guarda un as. El objetivo número 1 es el belga Eden Hazard, el problema son los cerca de 80 millones de euros que exigiría el Chelsea para soltarlo. El jugador está deseando jugar para Zizou, por lo que ese no sería el problema. Y si por si acaso fracasa el fichaje del belga, Floren tiene en la recámara al alemán del Wolfsburgo, Julian Draxler. La buena relación de Florentino con el presidente del club alemán y el gusto de Zizou por el mediapunta alemán son ingredientes más que suficientes para un buen fichaje. Veremos quien acaba llegando.. #Fútbol