Otra vez Tenerife, y por el sexto año consecutivo otra vez El Médano. La playa de El Cabezo es siempre más famosa a nivel mundial y en este mes de agosto del 2016 abrirá una nueva página del deporte náutico que la llena de orgullo. 

Entre el lunes 1º y el domingo 7 de agosto la Professional Windsurfers Association (PWA) escoge nuevamente El Médano para una de sus etapas del Campeonato Mundial de #Windsurf, donde se enfrentarán los mejores riders del mundo de la modalidad "olas" (wave), la más espectacular entre las seis diferentes disciplinas del #Windsurf moderno. "Un evento que es importante no sólo por la llegada de turistas sino también por la imagen de Tenerife en el exterior" declara un representante institucional.

Anuncios
Anuncios

El windsurf tiene casi 100 años

La tabla de windsurf es un invento americano del 1935 y llevado a la perfección luego de varias tentativas a partir del 1967 cuando el ingeniero James Drake, cansado de no poder surfear sin olas, pensó a un mástil y a una vela sujetos a la tabla, pero sin tener éxito. Sucesivamente, entre el 1971 y 1972 fue otro ingeniero, esta vez un holandés, quién fabricó algunos prototipos, sin lograr las ventas esperadas. Mientras en el 1978 el emprendedor suizo Peter Brockhaus y el diseñador Ernstfried Prade consiguieron varar la Mistral Competition, un nuevo concepto de tabla. Las primeras pruebas fueron realizadas en Italia, más precisamente en el Lago de Garda, que desde ese entonces es muy conocido por sus vientos constantes y transformó rápidamente en laboratorio para todos los constructores. 

El wave

La característica esencial de esta disciplina está en la tabla corta y el equipo liviano.

Anuncios

El pionero fue el ex campeón mundial Robby Naish, que con la ayuda de su padre modificaron una Mistral Competition para poder surfear y saltar por sobre las olas. La evolución de este tipo de tabla y los nuevos materiales para la construcción del equipo y la vela nos regalan hoy exquisitas y extraordinarias performances. El wave debe su nombre al italiano Cesare Cantagalli, el primer windsurfer que se "atornilló" en el aire con toda la tabla y la vela. Esta pirueta fue llamada simplemente cheese por los expertos y aficionados, desde entonces fue reconocido como el punta pie inicial para las maniobras como el looping y el forward loop.

Los atletas participantes, hombres y mujeres, tienen que adaptarse a semejante esfuerzo con un buen entrenamiento para conseguir la fortaleza física y mental requerida.  #Deportes Canarias