#Cristiano Ronaldo ha sido el gran protagonista del partido que ha enfrentado las selecciones de Gales y Portugal en la primera de las dos semifinales de la Eurocopa. El duelo entre las dos estrellas de ambos equipos, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo, se ha decantado claramente por este último, ya que suyo ha sido el magnífico testarazo con el que se ha abierto el marcador y también protagonizó el segundo gol, ya que su chut lo desvió ligeramente Nani para marcar el segundo y definitivo gol. 

En la primera parte, Bale ha participado mucho más en el juego que su compañero en el Real Madrid, pero las posibilidades ofensivas de Gales eran limitadas: con la sensible baja de Aaron Ramsey, Gales perdía su mediocientro organizador, así que casi todos los ataques se basaban en galopadas de Bale desde casi el medio del campo y a partir de ahí, intentar construir alguna oportunidad.

Anuncios
Anuncios

Portugal por su parte intentaba combinar, con un Renato Sanches activo pero no tan participativo en el juego como en anteriores ocasiones.

La ocasión más destacada de la primera mitad ha sido una jugada ensayada desde el córner izquierdo, en la que quien si no Bale remataba desviado, mientras que por parte portuguesa, se reclamó un penalti a Cristiano Ronaldo de esos que si se pitan, no pasa nada, pero que el colegiado decidió no señalar. 

Pasados 5 minutos de la segunda parte llegaría el gol de Cristiano, que de esa forma empata a Platini como máximo goleador histórico de la Eurocopa con 9 goles, y que dejaba muy tocada a la selección de Gales. Tal era el estado de shock de la selección británica que tan solo dos minutos después recibía el segundo gol, obra de Nani y que sentenciaba prácticamente el encuentro.

Anuncios

Con el resultado totalmente desfavorable, Gales se lanzaba al ataque, metiendo todos los delanteros posibles, pero fue inútil ante una Portugal que se mantuvo siempre ordenada en defensa y que no notó la baja de Pepe. En estos minutos Bale ha seguido haciendo la guerra por su cuenta, pidiendo en todo momento y con sus compañeros dándoselo, sabedores de que si no lo solucionaba él, no lo podría hacer nadie. 

Todos los esfuerzos de Bale fueron en vano, y veía como Portugal y Cristiano Ronaldo salían victoriosos. A pesar de que el campeonato del luso no esta siendo brillante, siempre que su selección lo ha necesitado ha aparecido: salvó a Portugal ante Hungría, protagonizó la jugada ante Croacia que terminó en gol de Quaresma y hoy ha sido el más destacado de su selección. Otra vez. 

Ya está esperando a la final a Francia o Alemania, y con la Champions League en su bolsillo, espera conseguir un histórico eurodoblete. #Fútbol #Euro2016