En el segundo partido de cuartos de final, Gales ha superado a Bélgica, una de las grandes favoritas del torneo y ha roto todos los pronósticos clasificándose para semifinales. Allí le espera ya la Portugal de Cristiano, que el día anterior se impuso a Polonia en la tanda de penaltis. 

Bélgica comenzaba dominando el partido, con un Hazard muy incisivo y acosando la portería de Gales. Fruto de ese buen inicio de partido llegaría el primer gol, obra de Nainggolan que con un gran disparo desde larga distancia marcaba uno de los goles del torneo. Pero con el gol Gales se animó, y empezó a dominar el partido. 

Bale empezó a entrar en escena, y eso era buen símptoma para una selección que no quería que el sueño de la Eurocopa terminara en cuartos de final.

Anuncios
Anuncios

Avisó Taylor con un disparo detenido por Courtois, pocos minutos antes de que llegara el gol del empate, obra del central Ashley Williams que remataba solo un saque de esquina.

Con el empate en el marcador, Gales no se conformó y siguió atacando a una Bélgica que veía impotente como una selección a priori muy inferior y sin muchos nombres conocidos dominaba el encuentro. 

Al finalizar el descanso la situación de superioridad de Gales no cambiaría, y lograba deshacer el empate a los nueve minutos gracias a un gol de Robson-Kanu, que con una magistral maniobra dentro del área enmudecía el estadio de Lille.

Era el partido más importante de la historia de Gales, y sus jugadores eran plenamente conscientes de ello: Ramsey vió una tarjeta amarilla que le impedirá jugar las semifinales, pero eso no era importante, lo hizo por el bien del equipo.

Anuncios

Y esta es una de las señas de identidad de Gales, que vió como su inferioridad técnica frente los jugadores belgas quedaba en anécdota al lado de su entrega y sacrificio. El equipo británico lograba aguantar el asedio del equipo belga, que desesperados se lanzaron a conseguir el gol del empate. 

En el minuto 39 de la segunda parte, Vokes, que había entrado substituyendo a Robson-Kanu poco tiempo antes, lograba batir a Courtois con un buen remate de cabeza en una jugada que parecía no tener peligro alguno. Con ese gol, los aficionados galeses respiraron aliviados, y vieron como su sueño europeo sigue vivo. Siguiente parada, Portugal. #Fútbol #Cristiano Ronaldo #Euro2016