GSW 101 - 115 CC (11-31/32-28/28-21/30-35)

Los Cleveland Cavaliers (CC) volvieron a arrollar a los Golden State Warriors (GSW) 101-115 en una nueva exhibición de Lebron James (41P 8Re 11A 4Ro 3T). La segunda mitad de "King James" fue para enmarcar y evitó que los GSW dieran la campanada al remontar 24 puntos de desventaja. La expulsión de Stephen Curry (30P 2R 1A) a falta de 5 minutos para el final del partido sentenció a los GSW, quienes se jugarán en Oakland el anillo en el séptimo y definitivo partido de las Finales de la NBA. 

Las cosas no podían empezar peor para los vigentes campeones y los GSW firmaron el peor tiempo de toda la temporada en el primer cuarto (11-31).

Anuncios
Anuncios

Los CC fueron mucho más intensos en defensa y muy resolutivos en ataque, mientras que a los hombres de Steve Kerr se les hizo el aro pequeño como nunca (22% de acierto en el lanzamiento) y concedieron demasiadas segundas oportunidades al volver a perder por enésima vez la batalla por los rebotes: Tristan Thompson (15P 16R 3A) volvió a erigirse como una pieza fundamental en el juego interior de los de Cleveland.

De perdidos al río, Stephen Curry decidió que era demasiado temprano para irse a casa y anotó 15 puntos en el segundo cuarto. Con un parcial de 9-0, los GSW se ponían a 8 puntos (38-46) y Kevin Love (7P 3R 2A), Richard Jefferson (3P 6R) e Iman Shumpert se cargaron de faltas rápidamente.

Anuncios

Parecía que había partido, que los californianos recuperaban su magia, pero el time-out de los locales hizo reaccionar a los suyos con un parcial de 0-8. Kyrie Irving (23P 4R 3A 2T) tuvo gran parte de protagonismo en ello, con 13 puntos en ese cuarto para poner el 43-59 a la media parte.

En la segunda mitad, el marcador volvió a ser una montaña rusa. Lebron James empezó su recital de puntos, mates monstruosos y tapones y lideró a los CC a la máxima ventaja del partido (46-70). Los GSW parecían tocados y hundidos, y los locales volvían a pasar otra vez por encima del equipo de Stephen Curry. Pero en los últimos 4 minutos del tercer período, sin entenderse bien el porqué, de repente algo volvió a picar a los californianos e hizo aparecer al otro Splash Brother, Klay Thompson (25P 3R 1A), quien anotó 12 puntos seguidos. En un abrir y cerrar de ojos los GSW cerraban el cuarto sólo 9 puntos abajo (71-80).

Últimos doce minutos, a todo o nada. Y Lebron escogió todo. Y es que a pesar de los buenos minutos de Leandro Barbosa (14P 2R 2A), que puso a 7 a los californianos (79-86), a "King James" no le dio la gana de perder.

Anuncios

Llevaba los últimos 18 puntos de su equipo (del 55-72 al 79-90) y a cada canasta de los GSW, ÉL respondía con otra. Tantas canastas como las que fueran necesarias para volver a alcanzar de manera consecutiva en unas finales los 41 puntos que parecen asegurarle el anillo para ÉL. Y por extensión a los CC. Y si además le mete un taponazo a Curry, ÉL aún está más feliz.

Y si expulsan al MVP por una falta que a ÉL le regalan, Lebron James aún está más satisfecho. Una expulsión que además significó el fin del partido para los GSW, que se deshincharon en nada y menos y acabaron pidiendo la hora (101-115).

Los locales fueron claramente superiores en los dos últimos encuentros, no hay duda al respecto. La pareja Irving-James está siendo mucho mejor que los Splash Brothers y han llevado a CC a conseguir algo inaudito en la NBA: que un equipo igualara en una Final una serie que perdían 3-1. Domingo veremos como termina.

#Baloncesto