La superioridad de Golden State ante Cleveland se podría resumir en un dato: Los 48 puntos de diferencia entre los 2 primeros partidos es la más amplia de la historia de Las Finales. Una muestra más de que el lema ''Strength in Numbers'' le viene como anillo al dedo a los de San Francisco, que no paran de pulverizar récords (anoche igualaron las 87 victorias totales de los Bulls 95-96 y, con ganar un solo partido más de Las Finales, lo superarían).

El partido comenzó siendo un calco del Game 1; un cuarto inicial igualado (19-21 para Cleveland), y un segundo cuarto controlado por Golden State, incluyendo un arreón final de LeBron James para reducir la diferencia a 8 al descanso (52-44 para los Warriors).

Anuncios
Anuncios

Un descanso en el que Kevin Love sintió mareos tras un codazo en la nuca de Harrison Barnes durante el segundo cuarto (no jugó prácticamente a la vuelta de vestuarios) y en la que Cleveland se vio esperanzado por varios motivos: uno, ya remontaron en el tercer cuarto del primer partido una ventaja así, y dos, LeBron James llevaba 4 Finales consecutivas ganando el Game 2 tras perder el Game 1 y jamás había perdido 7 partidos seguidos contra ningún equipo.

Nada más lejos de la realidad. Los Warriors salieron a vapulear y lo consiguieron en menos de lo que canta un gallo. Cleveland salió dormido y Golden State era una apisonadora que no dudó en finiquitar el duelo en el tercer cuarto (82-62). El último cuarto fue un ''showcase'' de los jugadores menos habituales y el partido fue muriendo poco a poco hasta llegar al 110-77 final.

Anuncios

Muchos analistas atribuyen lo que está pasando en estas Finales a la falta de ritmo competitivo que los Cavaliers adquieren en su camino por la Conferencia Este. Consideran que ganan tan sobrados que, una vez en la ronda final, se chocan de bruces con la realidad de que el Oeste es mucho mejor.

Si Cleveland lo tiene fácil en su lado del cuadro, lo de los Warriors es todo lo contrario, una odisea de rivales enfurecidos y canchas atronadoras (el 4-3 ante Oklahoma tras ir perdiendo 1-3 lo dice todo).

Golden State ha cumplido y ha ganado sus 2 partidos como locales (28 de los 31 equipos que estuvieron en esta situación se llevaron el trofeo a casa), y ahora la antorcha pasa a manos de LeBron y sus Cavaliers, que deben olvidar lo vivido en el Oracle Arena y centrarse en remontar esta situación, porque tienen calidad suficiente para hacerlo.

DESTACADOS

GOLDEN STATE WARRIORS

- Draymond Green: 28 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias (5/8 T3)

- Stephen Curry: 18 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias (7/11 TC y 4/8 T3) en 25 minutos

- Klay Thompson: 17 puntos y 5 asistencias (4/8 T3)

- Leandro Barbosa: 10 puntos y 3 rebotes (5/7 TC)

CLEVELAND CAVALIERS

- LeBron James: 19 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias, 4 robos y 7 pérdidas

- Richard Jefferson: 12 puntos y 5 rebotes (4/6 TC)

Game 3: Madrugada del míercoles 8 al jueves 9 a las 3:00 hora española #Estados Unidos #Baloncesto