Con el inicio de la Eurocopa de 2016 en Francia se ha dado el pistoletazo de salida a uno de los mayores acontecimientos futbolísticos del mundo, pero también a los actos violentos derivados de los encuentros. La polícia francesa ha anunciado la detención de 37 ultras en el centro de la ciudad burguesa de Lille, donde ayer se enfrentaban en el estadio Pierre Mouray Eslovaquia y Rusia; partido que acabo 2-1 a favor de la primera selección. La situación de tensión y violencia se saldó con 300 extremistas dispersados, 50 heridos leves y 16 hospitalizados, según informan fuentes del diario local La Voix du Nord. 

De acuerdo con las fuentes de El País, la situación acontecida podría acarrear un conflicto diplomático.

Anuncios
Anuncios

El Gobierno de Rusia ha declarado ante el embajador francés que exite una "doble bara de medir" con sus compatriotas, alertando que no solo son los ciudadanos rusos los que están provocando las trifulcas y deberían ser expulsados del país. Por su parte, el ministro de Exteriores, Sergei Larvov, pidió disculpas ante el compartamiento lamentable de sus paísanos. 

El partido se tornaba de alto voltaje desde el primer momento. 4000 efectivos de la polícia francesa se desplegaron por la ciudad burguesa para evitar altercados entre las hinchadas. En el estadio se esperaban un total de 15.000 aficionados rusos y 7500 eslovacos. A escasos kilómetros, en Lens, Inglaterra y Galés vivían la previa del partido que tendrá lugar este jueves. Hasta Lille se desplazaron cientos de ultras ingleses y, a pesar de las medidas cautelares en pro de la defensa ciudadano, el encuentro entre ambas aficiones desembocó en una batalla campal- lazamientos de botellas, sillas, mesas- en pleno centro de la localidad. 

El balance global, a tan solo una semana del comienzo de la Eurocopa, ha dejado 323 detenidos en el país galo, de los cuales 196 permamecen arrestrados a espera de lo dictaminado por el juez y 24 han sido expulsados.

Anuncios

Ante el miedo de una nueva oleada de violencia, las autoridades locales han confirmado que estará prohibida la venta de alcohol en tiendas y comercios de la localidad hasta el viernes por la noche para evitar revueltas innecesarias.  #Fútbol #Euro2016