Esta tarde, durante el primer partido de Inglaterra en la Eurocopa, un grupo de aficionados ingleses se ha enfrentado en las calles de Marsella a los seguidores de la selección rusa que apoyan a su selección en  su estreno en el campeonato.

Dos aficionados ingleses han sido arrestados por los desórdenes provocados en las calles del viejo puerto de Marsella así como por asalto en un bar. Los disturbios han implicado a los residentes lo que ha supuesto la detención de un ciudadano francés acusado de golpear y herir en la cabeza a un ciudadano británico. Según fuentes oficiales cuatro policías han resultado heridos cuando han intentado separarlos de los aficionados rusos con los que habían emprendido una pelea en el puerto.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo,  los disturbios han alcanzado tal grado de violencia que la policía ha tenido que utilizar gases lacrimógenos y cañones de agua a partir de las 3 de la tarde.

Según los medios de comunicación británicos, un grupo de aficionados ingleses estaban congregados en los bares entorno al puerto viejo cuando un grupo de hinchas franceses comenzaron a lanzarles botellas a lo cual los ingleses respondieron. Los altercados se propagaron por toda la zona del puerto hasta llegar a la zona en que se congregaban los aficionados rusos, en la playa Prado a un kilómetro del estadio de #Fútbol. Como consecuencia un ciudadano británico está en situación crítica a causa de la paliza recibida por parte de varios aficionados rusos.

Lo que sorprende en todos estos disturbios es que hayan ocurrido en una ciudad tomada por las fuerzas de seguridad francesas y a pesar de las recomendaciones de las autoridades británicas desaconsejando a sus ciudadanos viajar a Francia ante la amenaza de ataques terroristas.

Anuncios

A pesar de ello, hasta 80000 aficionados ingleses han viajado a Marsella lo que ha hecho que algunas partes de la ciudad hayan sido tomadas literalmente por ellos. Sin embargo, los medios de comunicación franceses han recordado cómo recientemente se ha encontrado en el ordenador de Salah Abdeslam, organizador de los ataques terroristas en París, planes de atentado del ISIS contra las sedes de la Eurocopa. Esto ha supuesto que Francia haya adoptado medidas excepcionales de seguridad que pueden no ser suficientes si los disturbios se repiten pues socavan la efectividad de las medidas de seguridad.

La UEFA ha declarado que no puede tomar medidas para evitar las peleas callejeras de los aficionados pues su ámbito de competencia afecta al interior o el entorno de los estadios. Y respecto a las autoridades británicas, el anterior ministro británico de deporte Sutcliffe ha declarado que no hay mucho que se pueda hace para combatir el hooliganismo. #Euro2016