Es toda una institución en Catalunya, y fuera de allí, pocos se acuerdan de él cuando trabajaba en televisión, sin dejar la #Radio, con programas en solitario o con otros. Casi todos en TV3, cuando empezó a emitir, donde podía desarrollar sus ideas más libremente, sin los encorsetamientos que le imponían en TVE y otras televisiones del Estado.

Su última vez en TVE en castellano, fue cuando Mercedes Milà empezó a presentar Buenas noches en 1982, pero al poco tiempo dejó el programa y ella lo continuó en solitario. En TV3, creó programas como Un tomb per la vida (de entrevistas en profundidad) o la serie dramática Estació d’enllaç.

Pero el homenaje que se le hace es por llevar 40 años retransmitiendo partidos oficiales del Barça, desde aquel día de 1976 en que por fin una emisora catalana se decidió a retransmitir partidos en catalán, en una época en que se había querido hacer creer a los catalanes que su lengua era limitada, algo equivocado.

Anuncios
Anuncios

El catalán sirve perfectamente para cualquier cosa como cualquier idioma, incluso para el doblaje de películas, como se ha demostrado.

Fue en 1976 en Radio Barcelona, y Joaquim Maria Puyal debutó en la retransmisión en catalán de un partido de la Liga del Barça contra Las Palmas. Empezó su carrera fulgurante y con los años fue ganando prestigio. Se recuerda cuando en 1985 celebró el penalti parado contra el Real Valladolid por el desaparecido Urrutikoetxea, que le dio la Liga al Barça. Lo inmortalizó con un grito de entusiasmo, “Urruti, t’estimo!”, todavía recordado.

Su estilo de retransmisión cada partido en La Tranmissió d’en Puyal es pausado, algo habitual en muchos locutores catalanes, sin el histerismo de otros locutores, riguroso y tratando de hablar bien la lengua catalana. Un colaborador, en los descansos, recuerda cómo se deben de decir correctamente frases catalanas, sin caer en castellanismos.

Anuncios

En 1985, recibió una oferta de Catalunya Ràdio, la radio pública catalana, y la aceptó, siguiendo actualmente en la misma emisora. Vivió otros momentos inolvidables como la primera Copa de Europa, o Champions como se dice ahora, ganada por el Barça en Wembley en 1992, las siguientes Champions y todos los éxitos, internacionales o estatales, del equipo. Un ejemplo: el inolvidable gol de Iniesta que clasificó al Barça para la final de la Champions de 2009.

También vivió los momentos malos, como la traumática derrota a los penaltis en Sevilla de 1986, también en Copa de Europa, o la de Atenas en 1994, o los años en que el equipo acababa sin ganar nada. Pero siempre con profesionalidad, con un equipo de colaboradores de confianza, Puyal ha continuado su carrera. No le ha afectado tampoco el que las audiencias de radio de los últimos años hayan dado más oyentes a su colega de RAC1.

También se ha destacado su caballerosidad, su objetividad, fuera del forofismo que se detecta en otros locutores futbolísticos famosos, sobre todo de emisoras madrileñas, de cuyos nombres no quiero acordarme.

Anuncios

Pero también ha defendido al Barça y a Catalunya cuando ambos han sido atacados o difamados, aunque él nunca haya dicho que sea independentista, más bien no lo es (cuando el público del Nou Camp canta “In-de-pen-dèn-cia” en el minuto 17 y 14 segundos de cada partido, no comenta nada, deja de hablar unos segundos para que los oyentes sientan bien todo, sin aplaudir ni reprobar lo que hacen).

Su labor también está detrás del diario deportivo digital Weloba (We Love Barça), que informa del Barça y el deporte con su estilo habitual. #FC Barcelona #Cataluña