El Valle de Sangolquí es una pequeña ciudad ecuatoriana ubicada a 25 minutos de Quito, es conocido por ser el lugar donde se hace el mejor hornado (cochino  del país), debido a esto es muy visitado los fines de semanas o días festivos. El plato tradicional (hornado, mote, tortillas y ensalada de remolacha) es típico de este lugar y lo sirven casi en cada esquina; no sólo en restaurantes grandes o pequeños, pero hasta en casas de familias, quienes para ayudarse en su economía recurren a estas ventas.

En esta ciudad han crecido varias generaciones de chicos fanáticos del fútbol quienes se han levantado jugando desde pequeños entre amigos y familiares como un hobby.

Anuncios
Anuncios

    Ahora esos goles metidos por los niños de ayer  se han trasformado en triunfos a través del equipo profesional de Sangolquí, el cual le ha dado a todo Ecuador una razón para sentirse feliz por los logros alcanzados.

    El equipo de fútbol Independientes del valle, liderado por el uruguayo Pablo Repetto, es el cuarto mejor equipo  de América hasta el momento, y le ha ganado ya al River Plate de Argentina y UNAN de México, pasando así a la semi final de la Copa de Libertadores, para enfrentarse ahora al Boca Juniors de Argentina.

    Es importante destacar que la taquilla de los juegos ya ganados, fue donada en su totalidad a los afectados del #Terremoto en Ecuador el pasado 16 de abril, lo cual dice mucho de la calidad humana y buen comportamientos de estos jugadores sangolquileños.

    El equipo Independientes del Valle fue fundado en 1959 en Sangolquí cuando era un pueblo rodeado de haciendas y con muy pocos habitantes.

Anuncios

Hoy en día una ciudad creciente con su mercado lleno de frutas y hortalizas del lugar, su iglesia y varios centros comerciales modernos como  son el River y el San Luis.

    Los pioneros del naciente equipo de esos años, eran llamados UVA (Unión de Vagos Asociados) porque no estudiaban en la universidad sino que se dedicaban a trabajos artesanales: plateros, zapateros, joyeros, sastres. Ellos no imaginaron que 58 años después, esos ¨vagos¨ llamarían la atención de todos los aficionados del mundo por su buen juego y su dedicación al deporte.

    El éxito de este equipo se debe en gran parte a que sus dueños y entrenadores, van por todo el país buscando talentos infantiles y juveniles y al descubrirlos los llevan a la sede de Independientes del Valle,  les pagan sus estudios, los entrenan y  los preparan para que sean los mejores en cada categoría, la cual va desde la Sub 12 hasta la 18. #Deportes Barcelona #Ciudadanos