Hace aproximádamente un año, se disputaba la final de la Copa América celebrada en Chile. El escenario: El Estadio Nacional de Chile, con un capacidad de 70.000 personas. Los dos finalistas no podían ser otros que los dos favoritos para el torneo: el anfitrión; Chile, y la gran Argentina liderada por Lionel Messi.

Aquella final acabaría sin goles. Tras un partido reñido, Higuaín tuvo en sus botas llevar a la gloria a la albiceleste, pero su falta de puntería le hizo errar una clara ocasión y el partido se decidió desde la pena máxima. Finalmente, el niño maravilla Alexis Sánchez fue quien marcó el penalti definitivo con un sutil toque picado.

Anuncios
Anuncios

La copa se quedaba en casa. Pero la revancha no tardaría en llegar.

El destino quiso que los dos finalistas de la pasada edición se cruzasen en la Fase de Grupos de la Copa América 2016 en EEUU, y causalmente en el primer partido. El encuentro se disputó a las 4:00 de la mañana hora española en el Levi´s Stadium. Panamá había derrotado previamente a Bolivia por 2-1, por lo tanto no estaba permitido perder para ninguno de los dos equipos. Pero Chile partía con el aire a favor debido a que el actual balón de oro Leo Messi se perdía el encuentro debido a la lesión que sufrió en las costillas en un amistoso previo al torneo contra Honduras. 

El elegido para sustituir a Leo fue Nicolás Gaitán. El Tata Gerardo Martínez confió en la joven estrella del Benfica, que no tardó en dar el primer aviso con un testarazo desde el punto de penalti que se marchó al larguero tras centro de Di María.

Anuncios

Primer acecho a la portería de Claudio Bravo.

Pero Chile no se arrugó, y Eduardo Vargas pudo abrir el marcador pero no tuvo la suficiente sangre fría para batir a Romero por arriba. El partido era intenso y ambos equipos mostraban su calidad ofensiva a la hora de crear el juego. Di Maria e Higuaín intentaron abrir la lata sin fortuna con dos disparos que se marcharon por poco. Banega era quién buscaba los huecos, y Di María rompía por su banda con facilidad. Argentina parecía mostrar más peligro, pero un error en la salida de balón dejaría a Alexis solo contra Romero, quien respondía con una mano formidable.

Y la primera parte llegaba a su fin sin goles, pero no sería por falta de ocasiones. Sin embargo, en la segunda mitad no tardarían en llegar el primer gol. Banega, muy activo durante todo el encuentro, le robó el cuero a Aránguiz en medio campo y con una gran asistencia dejó a Di María solo ante Bravo que con una definición al palo corto marcaba el primer tanto del encuentro. Palo duro para una Chile que pagó muy caro ese error.

Anuncios

Pero tan solo 9 minutos más tarde, los protagonistas se cambiaban y era Di María quien robó a Aránguiz y asistió a Banega para que con un disparo raso batiese a Claudio Bravo y dejase el 2-0 en el marcador.

El partido se sentenció prácticamente en esa jugada, Argentina supo llevar el ritmo de partido en la última media hora y tuvo oportunidad de abrir más aún la brecha por mediación de Higuaín y Marcos Rojo. Finalmente Chile recortó distancias en el 93´ tras un centro lateral de Orellana y una mala salida de Romero, Fuenzalida se aprovechó del error del meta y remató casi a placer, pero la reacción llegó demasiado tarde y no dio tiempo para más.

La albiceleste se llevó los 3 puntos, y el cuadro de Juan Antonio Pizzi estará obligado a ganar su próximo partido frente a Bolivia el próximo sábado. Argentina aseguraría el primer puesto si gana su próximo compromiso frente a Panamá. #Estados Unidos #Fútbol #Mas deportes