Las Finales de la NBA 2015/2016 han entrado hoy en los anales de la historia por muchos motivos. Ya no solo por el increíble espectáculo que nos han mostrado dos equipazos como Golden State y Cleveland, sino por la forma en la que se ha desarrollado este intenso camino que ha concluido con LeBron James alzando el trofeo Larry O'Brien, brindándole a la ciudad de Cleveland su primer título deportivo profesional desde 1964.

Además, los Cavaliers se convierten en el primer equipo (de 32) que remonta un 3-1 en contra en unas finales de la NBA, dándole un plus extra de mérito a la temporada de la franquicia de Ohio.

El partido comenzó como se esperaba de un encuentro de tal calibre, con ambos equipos muy imprecisos de cara al aro, pero intensos defensivamente.

Anuncios
Anuncios

La igualdad fue la clave de un primer cuarto en el que los Splash Brothers comenzaban a afinar la puntería y los Cavaliers se mantenían en el encuentro a base de lucha y garra (GSW 22-23 CLE).

El segundo cuarto fue más de lo mismo hasta los 2 últimos minutos. Draymond Green se hizo amo y señor absoluto del encuentro, regalando a los espectadores una clase de tiro increíble y sorprendente para el jugador del que se trataba (8/10 en tiros de campo y 5/5 en tiros de tres al descanso). Los Warriors aprovecharon la flaqueza de los Cavs al final de cuarto para irse al descanso 7 arriba en el marcador (49-42).

Sin embargo, el tercer cuarto comenzaría con los Cavs anotando los triples que no les habían entrado en la primera parte (1/12 al descanso), igualando el marcador a los 3 minutos de comenzar.

Anuncios

A partir de ahí, los 2+1 de los Cavs irían compensando los triples de los Warriors, mientras Kyrie Irving comenzaba a hacerse fuerte en la pintura y en la media distancia. Los Cavs llegaron a ponerse 6 arriba, pero un arreón final de los Warriors les volvería a colocar por delante (GSW 76-75 CLE)

El último cuarto sería un periodo de imprecisiones y nervios, ya que ambos conjuntos sabían lo que se jugaban. La anotación fue muy baja, llegando a estar ambos equipos 3 minutos y medio sin anotar. Finalmente, dos jugadas declinarían la balanza del lado de los Cavaliers. 

Marcador de 89-89. A falta de 1:50, LeBron James le pondría un tapón de órdago a Iguodala y esta acción hundiría moralmente a los Warriors. Posteriormente, y restando tan solo 53 segundos, Kyrie Irving rompería esa racha de falta de anotación clavando un triple letal en la cara de Stephen Curry. Tras esa acción, los Cavaliers ya se vieron vencedores. Un tiro libre de LeBron y un fallo de tres de Curry serían las últimas jugadas del Game 7 (89-93).

Anuncios

Los Cavaliers son los nuevos campeones de la NBA, y la ciudad de Cleveland celebra el fin de la mala racha de sus equipos profesionales, que no ganaban una competición desde el año 1964 cuando los Cleveland Browns conquistaron la NFL. 

LeBron James fue nombrado MVP de las Finales, y sus lágrimas mostraron la emoción de un jugador que ha luchado muy duro para regalar el título de la NBA a su ciudad. Enhorabuena, campeones.

DESTACADOS

GOLDEN STATE WARRIORS

- Draymond Green: 32 puntos, 15 rebotes, 9 asistencias y 2 robos (11/15 TC, 6/8 T3)

- Stephen Curry: 17 puntos y 5 rebotes

- Klay Thompson: 14 puntos

CLEVELAND CAVALIERS

LeBron James: 27 puntos, 11 rebotes, 11 asistencias, 2 robos y 3 tapones (8/10 TL)

- Kyrie Irving: 26 puntos y 6 rebotes

- JR Smith: 12 puntos

Repasa lo ocurrido en LAS FINALES NBA 15/16

CRÓNICA DEL GAME 1

CRÓNICA DEL GAME 2

CRÓNICA DEL GAME 3

CRÓNICA DEL GAME 4

CRÓNICA DEL GAME 5

CRÓNICA DEL GAME 6 #Estados Unidos #Baloncesto