Todo parece indicar que la actuación del ruso Daniil Kvyat, que embistió dos veces el Ferrari pilotado por Vettel, al punto de dejarlo fuera de carrera y con daños considerables en su coche ha sido determinante para que el joven de 18 años, Max Verstappen “suba” de Toro Rosso a Red Bull, transformándose así en el nuevo compañero de australiano Daniel Ricciardo por el resto del campeonato, Horner asegura que Verstappen ha realizado actuaciones extraordinarias en Toro Rosso y que es el momento ideal para brindarle una oportunidad en lo que vendría a ser el primer equipo de la bebida energética.

 Montmeló será entonces el Gran Premio que Verstappen dará un paso importantísimo en su carrera, el joven holandés es considerado una de las promesas en F1 y tanto Ferrari como Mercedes en especial Mercedes, mostraron interés en la joven promesa, pero Red Bull supo maniobrar y quedarse con el holandés que según los entendidos cuenta con un talento innato, de esos que suelen verse muy de cuando en cuando. 

 Algunos manejan la posibilidad que ya todo estuviera pactado con Verstappen para que su ascenso a la primera de las dos escuderías de la bebida energética fuese durante este 2016 y que el incidente protagonizado por el ruso Kvyat tan solo es la excusa perfecta para el “descenso” del ruso a Toro Rosso, aunque  Horner aclara que los 4 pilotos tienen contrato bajo Red Bull y esto les permite realizar estos cambios sin que las cosas se alteren demasiado.

Anuncios
Anuncios

 El piloto ruso demostró en el pasado año un rendimiento excelente y este año ha logrado el único podio logrado por Red Bull por su pilotaje, un error lo aleja de forma al menos no muy comprensible y que intentan matizar con que el ruso tendrá la oportunidad de recuperarse y volver a dar todo su potencial.

 La posibilidad de que Verstappen haga podio en Montmeló es elevada ya que la unidad de potencia no jugará el papel determinante que tuvo en Rusia, aunque algunos, como Franz Tost señalan que en Formula 1 el talento no lo es todo, habrá que esperar al próximo domingo para comprobar si el joven holandés está a la altura de las expectativas creadas, de momento su “ascenso”  de Toro Rosso a Red Bull ha provocado un terremoto en #Fórmula 1.

 Por otra parte, el hasta ahora compañero de Verstappen, el madrileño Carlos Sainz  tendrá quizás más visibilidad  y más oportunidades al no tener al “niño mimado” del equipo y podría ser la gran oportunidad del piloto español para seguir demostrando su capacidad dentro de Toro Rosso y de aspirar a un cambio cualitativo en otras escuderías.

Anuncios

 

  #Coches #Automovilismo