Casemiro, Modric, Kroos, Kovacic, Isco y James. Estos son los futbolistas que luchan por un puesto en el centro del campo del #Real Madrid. Seis piezas que encajarían en cualquier puzzle por su indudable calidad y que están dando muchos quebraderos de cabeza a Zinedine Zidane, que no termina de decidirse por una combinación fija para su once.

Casemiro - Modric - Kroos

La opción que parece convencer más al técnico galo es la de una medular formada por Casemiro como mediocentro, con Modric y Kroos por delante actuando de interiores. Este centro del campo ayuda a los blancos jugar con las líneas más adelantadas, pues Modric y Kroos dominan el juego varios metros por delante, y además Casemiro realiza una tarea de contención y corte que les permite arriesgar atacando con más jugadores con la incorporación de los dos laterales, por ejemplo.

Anuncios
Anuncios

Los problemas que ha presentado este centro del campo son poca profundidad en ataque y una peor salida de balón desde atrás. Casemiro es un jugador de corte claramente ofensivo y el Real Madrid pierde claridad al sacar la pelota jugada. Además, Kroos se ve a menudo obligado a retroceder a la posición del brasileño para ayudar al equipo en esta labor, por lo que la figura de Casemiro quedaría casi inutilizada en ataque. Por otro  lado, Modric y Kroos permiten al Madrid conservar y mover el balón en campo rival, pero no tienen el desborde y la llegada de Isco o James, por lo que el conjunto blanco acaba jugando por las bandas y metiendo centros, un estilo menos efectivo.

Kroos - Modric - James/Isco

Esta era la opción preferida de Carlo Ancelotti la pasada temporada. El técnico italiano confió en Toni Kroos para ocupar la posición de pivote defensivo y en Modric y James para los interiores, aunque Isco también ocupó esta posición en algunos partidos.

Anuncios

De esta forma, el Real Madrid ganaba en salida de balón con un jugador de creación como Kroos, dominaba la posesión en la zona central con Modric y tenía llegada, profundidad y gol con James.

Un centro del campo casi perfecto, pero no del todo. Las carencias de este sistema venían cuando el equipo no tenía la pelota en defensa. Con esta combinación de jugadores, ninguno de ellos es de corte defensivo, es muy importante el trabajo y la disciplina, no solo de los centrocampistas, sino también de los delanteros. En este caso, el esfuerzo de la BBC es más bien limitado y el centro del campo no es capaz de asumir toda esa responsabilidad defensiva, sobre todo en partidos importantes con una mayor exigencia. Esto provoca que el Real Madrid conserve y juegue el balón con criterio, pero le cueste mucho recuperarlo cuando no lo tiene.

Alternativas inagotables

Dentro de estas posibilidades más habituales o probables, las combinaciones son infinitas. De momento, parece que Isco y James lo tienen difícil para hacerse con un hueco en la medular, puesto que, como se ha mencionado anteriormente, su entrada al campo conlleva la salida de Casemiro (ya que Modric y Kroos son intocables) y con ella más trabajo para todo el ataque en la transición defensiva.

Anuncios

Bale podría ser otra opción en la media punta, con un doble pivote formado por la combinación de Casemiro, Modric y Kroos. Esta no parece una opción para Zidane, al menos de momento. Quien parece que no encaja en los sistemas del técnico es Kovacic, quien apenas ha contado con oportunidades desde la llegada del francés al banquillo del Bernabéu. Este, junto con la vuelta de Lucas Silva, la posible vuelta de Marco Asensio y otras posibles incorporaciones hacen del centro del campo del Real Madrid una incógnita de cara a la próxima campaña.

  #Liga #Fútbol