A falta de tres jornadas para el final de la temporada regular, el #Real Madrid se ha impuesto a Unicaja en un encuentro marcado por la diferencia de recursos entre ambos equipos. El público del María José Carpena se ha frotado las manos cuando ha visto que el lituano Kuzmisnkas, dominaba el primer cuarto con 14 puntos y una espectacular serie de 4 de 4 en tiros de 3. Fue un espejismo.

El acierto más allá de la línea de 6’75 metros, contrasta con el 0 de 6 en tiros de 2 registrado hasta ese momento por los jugadores de Plaza, que han sufrido para contrarrestar la intimidación de Augusto Lima. El brasileño, que ha sustituido a un Ayón acertado en la lectura de las ventajas ofensivas, pero muy poco inspirado cerrando el rebote, le ha dado mucha consistencia defensiva al Real Madrid.

Anuncios
Anuncios

Con el trabajo sucio cubierto, el acierto inicial de Rudy (2 de 4 en triples) se ha visto completado con el buen hacer de Thompkins. Al final, 18-19 para los merengues. Este dato lo dice todo: hasta el minuto 7’ todos los puntos de Unicaja han sido obra de Kuzminskas.

El segundo período ha comenzado con un buen intercambio de golpes. Llull, con un tiro de media distancia y una penetración marca de la casa, sumaba sus primeros puntos y ponía el 22-25 en el marcador. Por su parte, Unicaja sobrevivía a los minutos de reposo de su máximo anotador gracias a la garra de Vázquez y la clase de Nedovic.

Sin embargo, Carroll ha vuelto a poner las cosas en su sitio. Quién iba a ser sino. Ha aportado 8 puntos en menos de 5 minutos y a pesar de salir desde el banquillo, ha contagiado su agresividad defensiva al equipo, que ha cerrado muy bien los espacios en el poste bajo.

Anuncios

  

Con 34-43 en el marcador se ha llegado al descanso.

El temido arreón del Real Madrid

En la reanudación, todo el mundo esperaba el célebre "tercer cuarto" del Real Madrid, pero quien ha salido con energías renovadas del vestuario, ha sido Unicaja. Plaza ha optado por hacer cambios en todos los bloqueos y eso ha colapsado el ataque de los blancos, que han encajado un parcial de 13-0 gracias, de nuevo, a Vázquez y Nedovic.

Tras el pertinente tiempo muerto de Pablo Laso, con 45-43 en el marcador, Sergio Rodríguez ha cogido el mando del encuentro. Primero, ha sido una entrada sobre un sólo apoyo, luego una asistencia a Ayón y después un pase de espaldas sin mirar a Thompkins, quien ha dejado sólo al mejicano de nuevo. Por si fuera poco, ha aparecido Llull para devolver el parcial (0-11) a Unicaja y darle de nuevo ventaja a su equipo (47-54). Finalmente, Unicaja ha aguantado el tipo y ha cerrado el tercer asalto a tan sólo 5 puntos (55-60) de diferencia.  

Los últimos 10 minutos han sido otra historia.

Anuncios

Tal y como ocurriera el día del Barça Lassa-Real Madrid, los de Laso han aprovechado toda su artillería para finiquitar el partido a base de triples. Dos lanzamientos consecutivos de Rudy (5 de 9 en triples y un total de 15 puntos) han abierto la veda y le han otorgado al Madrid la máxima diferencia en el marcador hasta ese momento: + 11 (56-68) y con casi 7 minutos aún por disputarse.

Ya no hubo más partido. El juego entre pívots (Ayón y Reyes) y el suma y sigue de Carroll, que ha finalizado el encuentro con 20 puntos y 19 de valoración, ha sido devastador para un rival que hace ya demasiado tiempo que deambula por la Liga Endesa.

De momento, a falta de conocer el resultado del partido que juegan esta tarde Valencia Basket y Barça Lassa, el Madrid se pone segundo en la tabla, a tan sólo una victoria de los blaugrana. #Deportes Málaga