No le sirvió al Rayo la victoria ante el Levante para mantenerse en primera. Dependía de terceros y el Sporting de Gijón no falló. No fue buena la temporada del equipo de Paco Jémez. Siempre se dice que al fúbol gana el que se impone en las áreas, y ahí el Rayo estuvo excesivamente laxo a lo largo de la temporada. Recibió goles en minutos finales de partidos que le acabaron costando puntos y fue poco efectivo en las bastantes ocasiones que generaba por partido. Deja, por tanto, el Rayo la élite del #Fútbol español. Sin embargo,  los de Vallecas son de primera y a continuación os explicamos el porqué.

Es de primera porque junto a su afición, el Rayo es más que un club.

Anuncios
Anuncios

Y lo es de una manera tangible, con hechos, como cuando ayudó a una anciana del barrio a evitar su deshaucio. También demostró ser un club cercano a los suyos, cuando ayudó a la familia de Willy, para que esta pudiera estar  a su lado mientras era tratado de la enfermedad que finalmente acabó con su vida. En un fútbol tan distante de la gente, del aficionado, en general de la vida real, repleto de falsos héroes, de hombres que se creen por encima del bien y del mal, reconforta ver a un club de la élite estar cerca de aquellos  que forman parte de su masa social, que es sensible a los problemas de su gente. Ver como el estadio de Vallecas despidió hoy a un jugador rival, Juanfran, es tan maravilloso como excepcional en el fútbol español. Por cosas como estas el Rayo es más que un club.

Es de primera el Rayo por Paco Jémez.

Anuncios

Apostar por un fútbol de toque, ofensivo, en el Barça es lo fácil, incluso lo obligado, hacerlo cuando entrenas a uno de los equipos de menor presupuesto de la categoría es digno de elogio. Pero más importante que apostar por ese tipo de fútbol, es mantenerlo cuando las cosas van mal. Y aquí Paco Jémez se ha mostrado inflexible. Cuanto mas difícil era la situación, mas se reafirmaba el entrenador en su idea. Durante estos años en primera, el Rayo ha sido la aldea gala que resistía frente al imperio romano. El Rayito de Vallecas, de SKA-P, de los obreros, de los anticapitalistas demostrando que otra manera de hacer las cosas es posible. En el fútbol y en la vida. 

Decía Andrés Montes que la vida puede ser maravillosa. La Liga también. Pero sin el Rayito lo es un poco menos. Volved pronto compañeros. #Liga