El pasado lunes día 2 de mayo, el Levante terminaba de sentenciar su descenso en Málaga tras perder por 3-1. Una temporada negra, con pocos o ningún signo de mejoría a lo largo del curso, lleva al equipo valenciano a descender tras su sexta temporada consecutiva en primera.

Curiosamente, los granota guardan un singular paralelismo con los flamantes campeones de la Premier League 2015-16. En la pasada campaña, Levante UD y Leicester City terminaron sus respectivas ligas en la 14ª posición. Ambos equipos, además, acabaron en esa "cómoda" posición tras sendos inicios horrendos de competición. Colistas en varias jornadas del campeonato y en descenso durante muchas otras.

Anuncios
Anuncios

De hecho, lo pasaron peor los zorros en el global, con más de media temporada en descenso -por "sólo" 16 jornadas de los levantinos-.

¿Por qué estos destinos tan opuestos? Si bien sería injusto negar que el primer título liguero en la historia del Leicester es una de las mayores sorpresas de los últimos años en el #Fútbol europeo -seguramente la mayor-, justo es señalar las condiciones en las que se produce. Los británicos, tras la temporada pasada, percibieron 91 millones de euros en concepto de derechos televisivos, mientras que los valencianos rondaron los 22 millones de euros.

La mayor diferencia en la Premier sobre derechos de televisión en la 2014-15 apenas pasaba de los 43 millones de euros, mientras que en nuestra liga casi alcanzaba los 150 millones. Luego, los presupuestos totales de los equipos ingleses sí marcan unas grandes diferencias: el Manchester United sobrepasa los 500 millones de euros en ingresos y los equipos de la tabla baja sobre los 125 (132 el Leicester).

Anuncios

Aún así, las diferencias en España son mucho mayores: tras el Real Madrid C.F. y el F.C. Barcelona (ambos por encima de los 540 millones de ingresos), el siguiente es el Atlético de Madrid, que apenas pasa de 180, y los equipos de tabla baja ni sueñan con estas cifras.  

Como decimos, no es algo que deba servir como excusa para el descenso del Levante, ya que, aun así, no era un presupuesto excesivamente bajo para los parámetros de la Liga BBVA -salvo excepciones-. Sin embargo, sí que sirve como explicación a que, de las últimas 11 ligas, 10 han sido para Madrid y Barça.

Esto, que habla maravillas del título del Atlético de Madrid en la 2013-14, hace preguntarse a quién interesa realmente la Liga BBVA. No para el espectador español habitual, claro: aunque la competición en general puede perder interés, sigue habiendo algo en juego para cada equipo. Para el espectador ocasional o el extranjero, en cambio, ¿qué interés tiene una liga que sabes de antemano que va a estar en manos de uno de los dos mejores equipos en el 95% de los casos?

El contrato televisivo de la Premier League maca el camino hacia una competición con presupuestos más igualados -aunque después cada equipo genere en el resto de apartados más o menos- y mucho más abierta.

Anuncios

Parece que fuera de nuestro país ya han comprendido que el camino es el modelo de la NBA en el baloncesto.

Aquí, el contrato televisivo para las próximas temporadas, sobre el que tantas vueltas se ha dado, da esperanzas a los clubes pequeños para ir saliendo poco a poco del agobiante mundo de los impagos, las deudas y los apuros económicos. #Deportes Madrid