El FC Barcelona mantiene sus opciones vivas para proclamarse campeón de liga después de vencer en la penúltima jornada al RCD Espanyol por 5-0. Antes del pitido inicial, el Camp Nou rindió homenaje a Manel Vich - el speaker que durante 60 años cantó los nombres del pasado y del presente azulgrana- con una sonora ovación de 60 segundos.

Los locales dominaron la primera parte de principio a fin y recuperaron su mejor versión: el balón volvió a rodar por el campo a gran velocidad y la presión adelantada asfixió a un Espanyol sin argumentos, que únicamente supo o pudo defenderse a base de duras faltas. En la primera de ellas, desde la frontal del área, Leo Messi abrió el marcador en el minuto 8 gracias a un bonito tanto por la escuadra derecha de Pau López. El guardameta de los de Cornellá, silbado durante todo el encuentro por sus declaraciones y por su acción antideportiva contra el mismo Messi en el partido de ida, no tuvo descanso en ninguno momento y en el 10' vio como el auxiliar anuló un gol perfectamente legal de Rakitic.

Anuncios
Anuncios

La apisonadora azulgrana se lucía con filigranas y combinaciones verticales, con un Neymar que se animaba a romper la cintura de los zagueros blanquiazules una ocasión tras otra y con el astro argentino buscando fisuras con su periscopio de alta precisión. No fue hasta el 30', cuando Cristiano Ronaldo adelantaba al Real Madrid en el Bernabéu, que el Español tuvo un par de oportunidades consecutivas en una acción a balón parado, pero ni Diop ni Caicedo pudieron acometer la remontada de los visitantes. De ahí hasta la media parte, mientras el Barça sumaba acciones de mérito, el Español solamente sumó amarillas (7) en su haber.

La segunda parte, que se reanudaba con el Madrid ganando por 2-0 al Valencia - con un polémico gol de Benzema- y con el Atlético de Madrid empatando ante el Levante - fue un monólogo del Barcelona idéntico al de la primera parte.

Anuncios

Y ante la necesidad de asegurar la victoria, volvió a aparecer él, el charrúa, el mejor delantero del mundo por ahora. En una recuperación de balón en campo del Espanyol en el 52', una rápida combinación entre Alves y Messi acabó con Luis Súarez superando por primera vez a Pau López (2-0). Y si Ronaldo volvía a ensanchar el marcador en el Bernabéu con su segundo tanto (3-1), Luis Suárez hacia lo propio en el Camp Nou (3-0) con un remate de cabeza después de un saque de esquina en el 61'. Con el encuentro solventado, Galca y Luis Enrique realizaron cambios en sus respectivas filas. Y recién entrado, Rafinha aprovechó en el 74' un error descomunal del guardameta blanquiazul - quién no atajó bien un balón raso sin ningún tipo de peligro para anotar un fácil gol (4-0) y convertir a Pau López en el "hazmerreir" del público culé. El Valencia, por otro lado, acortaba distancias en Madrid (3-2) y daba esperanzas a los catalanes, mientras Neymar cerraba el marcador (5-0) en el 82' a pase de Luis Suárez.

Anuncios

En los últimos instantes, con Espanyol y Granada ya salvados del descenso, el Real Madrid selló su victoria sobre un Valencia que jugó con diez, y la sorpresa saltó con la victoria del Levante (2-1) sobre el Atlético de Madrid. De este modo, los colchoneros se despidieron de la Liga, lo que les obliga a concentrarse en su final de Champions contra los merengues si no quieren sumar una temporada en blanco.

Messi o Ronaldo, Barcelona o Madrid; el campeón se decidirá en una épica y apasionante última jornada de liga. #Fútbol