Las continuas lesiones han impedido ver a ese portero portugués, que llegó al Sevilla allá por 2013 con la papeleta de suplir la baja de Diego López, y la figura de un grande como Andrés Palop. Papeleta que cumplió a la perfección, realizando grandes intervenciones, muchas de ellas de mérito, otras que valían puntos, ya fueran victorias, empates o evitar derrotas. En definitiva, en poco menos de 6 meses, Beto se había ganado el corazón de los sevillistas.

¿Qué es lo que pasa ahora? ¿Dónde está Beto? O, ¿qué es de él? ¿Por qué no juega? Preguntas que muchos, muchísimos aficionados se hacen.

Muy sencillo, tan sencillo que basta con mirar al banquillo y encontrar la solución.

Anuncios
Anuncios

Unai Emery parece tenerla tomada con el portugués. Y a pesar de haber salido de la partida en el comienzo de la temporada, las lesiones han hecho que el técnico vasco decida apartarlo del grupo, para ni siquiera llevarlo convocado ni en Liga, ni Copa del Rey ni siquiera estar inscrito en Europa.

Confiando en dos canteranos, inexpertos, que no aportan seguridad a la defensa, que no saben comunicarse con sus compañeros y para más inri, dándole partidos importantes a estos chavales sin tiempo de asimilación y mucho menos experiencia. Ya se notaron los errores garrafales de David Soria ante el Athletic en Europa, pero ojo, al menos este portero apunta maneras, pero el titular en Liga... Ni lo mencionemos, porque ganará la titularidad en algún otro lado que no es ni el campo de juego, ni el de los entrenamientos.

Anuncios

Pero lo irónico del fútbol, es que el entrenador vasco, el que tanto aleja a Beto del equipo, le rogó para que jugase, hace un año contra el Zenit, cuando el portugués no estaba en las mejores condiciones físicas tras salir de unas molestias. ¿Ahí sí, no Emery?

Un trato injusto e incomprensible hacia uno de los capitanes de esta plantilla, y ya no sólo capitán, sino uno de los jugadores que en el campo transmiten confianza, fuerza y determinación. Aquel que nos dio una final de la Europa League, eliminando al Betis en los penaltis y al Benfica, haciendo un partidazo. Un futbolista que es un peso pesado en el vestuario y no merece ver los partidos en la grada cada semana por la 'cabezonería' de un entrenador que semana tras semana, sigue cometiendo el mismo error, no blindar la portería del Sevilla. #Deportes Sevilla