El estadio Giuseppe Meazza de Milán, también conocido como San Siro, acogerá la final de la #Champions League entre Atlético y Real Madrid el próximo sábado 28 de mayo a las 20:45. Una nueva reedición de la final de hace dos temporadas, en la que los blancos salieron ganadores gracias a un gol de Sergio Ramos en el minuto 93, que le daba la posibilidad de jugar la prórroga y conquistar, por fin, su décimo título de campeón de Europa.

Sin embargo, los caminos para llegar a Milán han sido muy diferentes. El Real Madrid ha ganado sus tres eliminatorias con más pena que gloria ante la Roma (tercer clasificado en Italia), Wolfsburgo (décimo en Alemania) y Manchester City (cuarto en la Premier).

Anuncios
Anuncios

Por su parte, el Atleti ha eliminado al campeón de Holanda y que puede serlo de nuevo esta temporada (está colíder junto al Ajax) así como a los dos mejores equipos del mundo, Barça y Bayern de Munich.

La semifinal entre Atlético de Madrid y Bayern de Munich ha sido, sin lugar a dudas, una de las más emocionantes de los últimos años. Son de esas eliminatorias que perduran en la memoria muchos años después de haberse jugado. Riqueza táctica, variantes para contrarrestar al rival y dos modelos de juego antagónicos pero muy bien definidos. Mucha culpa de ello la tienen dos pedazo de entrenadores, tan diferentes como buenos en lo suyo. Guardiola y Simeone han sabido sacar el mejor provecho a sus plantillas y consolidar proyectos en sus respectivos clubes. Pero solo podía sobrevivir uno. El Atleti supo sufrir en el Allianz Arena y está en la final.

Anuncios

Muy distinta fue la otra semifinal. Soporífera hasta límites incalculables, la semifinal entre Manchester City y Real Madrid no deja ningún aporte a nuestro querido deporte rey. Dos equipos poco trabajados, sin un modelo claro definido, sin ninguna riqueza táctica y, lo que es peor, sin alma. Esta eliminatoria nos deja dos partidos insulsos; lo más parecido a un amistoso veraniego pero a golpe de semifinales de Champions.

El Atlético llega más fuerte que nunca a esta final y nadie puede decir que no es el favorito. Se lo ha ganado a pulso. Pero el Madrid es el Madrid y, en un partido igualado, sus individualidades pueden decantar la balanza. Así fue hace dos años. Sin embargo, algo nos hace pensar que esta vez es diferente. El Atleti merece esta Champions. El Atleti ya ha vengado en estas semifinales lo que le sucedió con el gol de Georg Schwarzenbeck en el último minuto que dejaba a los rojiblancos a las puertas de la gloria continental.

El Atleti merece, también, vengar lo sucedido hace dos años, cuando de nuevo un gol en el último minuto le dejó sin levantar la orejona. El 28 de mayo tendrá su oportunidad. Un dato: Guardiola, las que veces que ha sido eliminado en Champions, ha sido en semifinales y contra el que a la postre sería el campeón del torneo. Así sucedió con el Inter de Milán (2010), Chelsea (2012) y Real Madrid (2014). ¿Será este, por fin, el año del Atleti? #Fútbol