Miguel Torrecilla, el que ha sido durante siete temporadas director deportivo del Celta de Vigo, se ha despedido del club olívico en una rueda de prensa en la que se mostró emocionado y agradecido por la oportunidad que le ha brindado el club vigués. Su próximo destino será un poco más al Sur, a orillas del Guadalquivir. El Betis le puso encima de la mesa una oferta irrechazable: una cifra cercana al millón de euros por temporada. El que fuera defensa central de la U.D. Salamanca emprende un nuevo reto tras una gran labor en el Celta, al que llegó cuando el club no atravesaba un buen momento institucional ni tampoco deportivo.

Sumido en la parte baja de la tabla de Segunda división y obligado a ampararse en la Ley Concursal, el club gallego venía de sufrir, posiblemente, el momento más dramático de su historia, cuando casi desciende a la categoría de bronce del #Fútbol español.

Anuncios
Anuncios

Hoy, el Celta vive días de gloria. Su gestión económica ha sido un ejemplo y en lo deportivo el club se ha clasificado para la próxima edición de la Europa League.

Muchas luces y pocas sombras ha tenido Torrecilla al frente de la dirección deportiva del Celta. Llegó en 2009 con la temporada ya empezada así que se puso a trabajar en la siguiente. Sin dinero en la caja, tuvo que recurrir a jugadores que acabasen contrato así como a cedidos. Muchos jugadores del Salamanca y bastantes aciertos como Cristian Bustos, David Catalá o Artiz López Garai. También algún jugador que nunca llegó a destacar lo que prometía, como Pedro Botelho o Papadopoulos y fiascos importantes en los casos de Arthuro, Saulo y Cellerino. Con Eusebio Sacristán en el banquillo, el club acabó en mitad de tabla y sin pasar apuros gracias a una gran segunda vuelta de campeonato.

Anuncios

En su segunda temporada completa la cosa mejoraría. La situación del Celta se empezaba a estabilizar y Miguel Torrecilla consiguió subir el nivel de la plantilla con fichajes contrastados como Quique De Lucas y David Rodríguez. En el banquillo, una apuesta suya como entrenador: Paco Herrera. El equipo realizó un gran torneo liguero y se quedó a las puertas del ascenso en las eliminatorias contra el Granada. Ese ascenso tendría que esperar un año. Con el mismo bloque del año anterior más incorporaciones como las de Oier Sanjurjo, Fabián Orellana o Mario Bermejo, el Celta volvió a la máxima categoría del fútbol español tras cuatro años de travesía en Segunda. #Liga