Como ya comentamos la semana pasada, las finales de conferencia ya llegaron y sólo había que esperar a que la serie entre Miami Heat y Toronto Raptors se decidiese para saber que equipo iba a acompañar a los Cleveland Cavaliers en el enfrentamiento de la conferencia este. Ya hemos podido disfrutar de dos partidos en las finales del oeste y de tres partidos en el este. De momento las cosas andan de esta manera.

Golden State Warriors 1-1 Oklahoma City Thunder. Dos partidos se han disputado ya en las finales del oeste. En el primer partido de la serie saltó la sorpresa, Oklahoma City Thunder tapaba muchas bocas y conseguían batir a los máximos favoritos para el anillo.

Anuncios
Anuncios

Saltaban las alarmas en la bahía de San Francisco. Los locales estuvieron por delante en el marcador durante todo el partido pero un gran último cuarto de los de Billy Donovan y sobre todo un gran cuarto de Russell Westbrook que consiguió anotar 19 puntos a lo largo del cuarto, dejaba muy tocados a unos Warriors que se les escapó la victoria debido a una jugada polémica de Oklahoma, en la que el árbitro se comió unos pasos de Russell Westbrook y la victoria cayó finalmente al lado de Oklahoma. El segundo partido de la serie era la oportunidad perfecta para Golden State de redimirse y así fue. Los Warriors dominaron a los Thunder con un gran Stephen Curry que terminó con 28 puntos y con un gran tercer cuarto en el que consiguió 13 puntos y le dio una cómoda ventaja en el marcador para afrontar el último cuarto con tranquilidad.

Anuncios

Thunder y Warriors volverán a verse las caras esta noche en el Chesapeake Energy Arena de Oklahoma en el que la serie se decantará favorablemente hacia uno de los extremos.

Cleveland Cavaliers 2-1 Toronto Raptors. En la final de la conferencia este, hemos podido disfrutar de tres partidos. Los Cavaliers se plantaban con aire dominante en las finales, sin haber sido aún batidos. En el primer y segundo partido de la serie no hubo historia, los Cavs se plantaron a jugar frente a un equipo que a penas podía hacerles frente. Los Cavaliers liderados por un LeBron James hambriento y un Kyrie Irving con ganas de bailar y hacer disfrutar a sus aficionados, derrotaron con mucha facilidad a unos Raptors que poco podían hacer en Ohio. Pero la historia cambió anoche. Los Raptors plantaron sobre la cancha una defensa increíble, capitaneada por un brutal Biyombo que impidió que el balón entrara en su canasta. DeMar DeRozan tuvo una noche muy buena en anotación y terminó el partido con 32 puntos. Los Raptors consiguen la primera victoria de la serie y les meten el miedo en el cuerpo a Cleveland. #Baloncesto