El C.D. Palencia presentó el miércoles 11 de mayo de este año la que según el club sería la equipación "más impactante de la historia del #Fútbol". Es una camiseta original que va a dar mucho que hablar; y pase lo que pase en los play-offs de ascenso a Segunda División B, va a hacer historia.

El equipo de Castilla y León presentó una camiseta que simula la musculatura del cuerpo humano. Una camiseta muy gráfica que algunos considerarán de mal gusto quizás, pero que otros recordarán en años sucesivos por el hashtag de Twitter, #NosDejamoslaPiel, sobre todo, si el C.D. Palencia consigue su propósito de ascender a Segunda División B.

Anuncios
Anuncios

El primero en mostrarla fue el futbolista Diego Torres, nada que ver con el cantante del mismo nombre. Además de la equipación "musculada" existe una versión morada para porteros, que si el cantante Diego Torres quisiera, sería de color esperanza, ahora que el club necesita del apoyo de toda su afición.

A la hora de hablar de camisetas que llaman la atención, no es la primera vez que un club destaca por el tono de éstas.

El brócoli fue la fuente de inspiración para que La Hoya Lorca lo eligiera como elemento gráfico para sus camisetas. El jamón de Guijuelo también tuvo su momento: una camiseta repleta de lonchas de jamón ibérico surcaban el tejido en rápida sucesión, como para distraer al rival de su función en el campo. El Lugo tenía dos originales equipaciones, una con la imagen de una cerveza y la otra con la de un pulpo.

Anuncios

La del pulpo puede valer para el portero, pero para los delanteros, la de la cerveza... tiene que estar en su punto justo y no pasarse, el consumo responsable es un acierto. Hay que marcar gol, después de todo.

Y por último, la Cultural Leonesa con su traje de camarero, que parece que está sirviendo pulpo, cerveza, jamón... No la termino de entender del todo. Quizás porque el fútbol es así. El márketing viral se ha convertido en un circo del momento. Lo que hace unos minutos era trending topic, mañana es agua pasada. Vivimos más y más rápido. Y al final, nos olvidamos de vivir.

Mientras haya color esperanza, que nos quiten lo bailao.