Pese a que la Prensa conservadora madrileña de información general (La Razón y ABC) proclama a los cuatro vientos que los secesionistas catalanes apenas se sintieron durante la final, los que estuvieron allí y sacaron imágenes por su cuenta o los propios reporteros que hacían fotos in situ del estadio, vieron que no era así, que había muchísimas. Y no sólo las que llevaban los propios espectadores al entrar y que blandieron en muchos momentos del partido.

Durante la emisión del himno español, el realizador de la cadena privada #Telecinco decidió mostrar solamente a los seguidores del Sevilla, sólo si tenían banderas españolas con ellos, claro.

Anuncios
Anuncios

Los del Barça, no existían, a no ser que llevaran banderas blaugranas, para ellos inofensivas.

Todo esto ha levantado mucha indignación y la cadena de Berlusconi ha recibido muchas críticas amargas. Las más inmediatas, de las redes sociales. Pero la más ingeniosa la encontramos hoy en la publicación online catalana El be Negre (en catalán, la oveja negra), que como hace El Jueves, resume noticias de actualidad de manera humorística. Hablando de esta polémica, dice: “El realizador de la final de Copa sustituirá al mago David Copperfield después de haber hecho desaparecer las estelades de la emisión".

También El be Negre ironiza sobre la subida de volumen del himno español para que no se oyera tanto el abucheo al mismo, otra forma de censura anoche contra los catalanistas: “Los entendidos en magia también han valorado que conseguir que el himno se sobrepusiera al abucheo, aunque el volumen rompiera cristales en 30 kms. a la redonda, es un truco digno de los mejores magos del mundo”.

Muchos tuiteros catalanes dijeron que si había que quejarse de la presencia de banderas que pudieran herir sensibilidades de mucha gente, sería una de las banderas españolas en el momento del himno, que era preconstitucional, es decir, franquista, y la blandía algún seguidor del Sevilla, por descontado.

Anuncios

Esa sí reunía la unanimidad, incluso entre tuiteros no catalanistas, que podía reunir las acusaciones de xenofobia y demás acusaciones de extremista, al representar a una dictadura política ya desaparecida.

Un tuit de la Asociación Súmate, catalanista de habla castellana, dice tajantemente de esta actitud de Telecinco: “No informar o esconder no soluciona el problema”. Otro lamenta de que se veía más a los del Sevilla que a los del Barça: “No veremos ni una imagen de los aficionados culés ni aunque ganen”. Y otro hace un certero diagnóstico: “Lo peor es que este tipo de cosas crea más independentistas”.

Eso sí, no se sabe qué hubiera hecho Telecinco cuando todavía el juez no había desautorizado al Gobierno Rajoy de levantar la prohibición de las estelades y por toda Catalunya corrieron las sugerencias de llevar, en el lugar de ellas, banderas de Escocia, incluso de Panamá, si hacía falta (alusión sutil a la implicación en los Papeles de Panamá de una pariente del Rey).

(A este cronista se le ocurría sugerir llevar, si no, una bandera con la foto de Corinna, la amiga del padre del Rey, que tanto sabía estimularle la imaginación… que se llama así ahora, no?).

Anuncios

#FC Barcelona #Cataluña