En Sochi, Rusia, los McLaren tuvieron un rendimiento mucho más alto que en el circuito chino, si bien, la fortuna de situarse en mejores puestos gracias a los incidentes producidos en carrera, fueron determinantes para situar ambos #Coches entre el top ten y arañar unos buenos puntos, los coches siguen teniendo su gran punto débil en la degradación de neumáticos  en tandas largas, algo que Eric Boullier, jefe de equipo de McLaren espera haber solucionado para este Gran Premio de España.

Sochi fue una combinación de situaciones y de condiciones, situaciones de salir bien parados y aprovechar las oportunidades que se les brindaron a ambos coches durante la incidencia protagonizada por Ferrari y Toro Rosso al comienzo de la carrera, y de condiciones, pues la lista rusa es una donde menos degradación sufren los neumáticos.

Anuncios
Anuncios

 

Por eso la gran duda del equipo de Woking, se reduce a lo que más quebraderos de cabeza le ha dado a su equipo: el desgaste de neumáticos en tandas largas. Montmeló es una de las pistas donde los neumáticos de los coches sufren un desgaste más elevado, eso para los McLaren es un ataque directo a su punto más débil. Aún así, en el equipo reina el optimismo, aunque de forma moderada, algo que se transmite a sus pilotos. El asturiano #Fernando Alonso afirma sonriente que los buenos tiempos están llegando y que están trabajando en la dirección correcta, Alonso confía en las evoluciones que presentará el MP4-31 en Barcelona , chasis, suelo y alerones sufren modificaciones.

Y de esas modificaciones, tanto el piloto español, como el británico, esperan que ayude a reducir el desgaste de neumáticos que hasta ahora producían ambos monoplazas, en especial en tandas largas, esperan que la nueva aerodinámica  que le otorgan esos cambios les permita competir en mejores condiciones y luchar al fin, no ya por entrar en la Q3, sino estar ambos monoplazas en zona de puntos e incluso comenzar a aspirar a podios.

Anuncios

Si los cambios realizados permiten al fin corregir el problema en la degradación de neumáticos, los cambios esperados por pilotos y equipo serán evidentes, aunque de momento tanto Alonso como Button, y su jefe de equipo, Eric Boullier tienen como primer objetivo entrar en la Q3, si esto se concreta, será señal que los avances producidos son los adecuados y que resta seguir trabajando en la unidad de potencia.   

Montmeló es para casi todos los equipos un termómetro, si el coche va bien en el circuito catalán irá bien en todos los demás, Boullier  y los propios pilotos admiten que aún tienen mucho que aprender del coche, pero afirman estar en la dirección correcta, por más que los resultados no reflejen aún los avances y el trabajo realizado por el equipo. Este domingo se sabrá si los avances se consolidan o si por lo contrario los resultados de Sochi han sido sólo un espejismo. #Fórmula 1