Durante las últimas semanas antes de la final de copa las unicas protagonistas eran las esteladas y más esteladas... Yo sólo pensaba en las "diabluras" que el amigo Unai Emery iba a hacer durante el partido. 

No me explico como un equipo que jugaba contra 10 desde el minuto 35', que por cierto por una vez que le expulsaban uno al F.C Barcelona hay que gritar Aleluya, no puede darle la puntilla al rival. El partido cambió de rumbo desde que el ingenio del entrenador vasco decidió quitar a Mariano, el único que durante la primera parte llevaba peligro al área azulgrana. Metió a Konoplyanka que hizo lo mismo que sentado en el sofá viendo la final, y encima de refresco y no se iba de Dani Alves.

Anuncios
Anuncios

También hay que nombrar al portero del Sevilla, será por juventud o por ineptitud pero vaya vaya... Ese portero blandito y sin sangre que no sabe salir del área a recoger un balón por alto, tiemblo cada vez que le llegaba un balón mas que cuando le tocaba a Krychowiak (que malito es el pobre). Hizo dos paradones en la prorroga pero empañadas por su no salida ante el gol de Jordi Alba. 

Más del genio Emery, no se enteraba que el partido pedía a Reyes desde el minuto 60, un futbolista que conectará entre Banega y Gameiro. Reyes aun sigue pendiente para salir a jugar. 

En el plano táctico, Emery suele presumir de experto pero hoy solo ha sido un 'cagón' que pedía tranquilidad cuando tenía al Barcelona medio muerto en su área, defendiendo con 10. Ese no es el Sevilla que conozco, ese equipo que luchaba y metía garra y 'huevos' en el campo, ese equipo que remontó al Liverpool el miércoles.

Anuncios

El equipo estaba sin ideas y no funcionaba bien, tan mal estaba que el expulsado por defender contra Neymar fue Banega porque los centrales estaban cepillándose el pelo mutuamente. Y Emery aplaudiendo y pidiendo calma. Que poca capacidad de reacción madre mía, los cambios equivocados y encima tarde. 

Los Sevillistas, entre los que me encuentro, deberíamos estar cazando moscas con la boca de la rabia, de ver como se nos ha escapado una final que estaba cantada desde la expulsión de Mascherano. Ese Sevilla del miércoles se quedó en Basilea. 

Emery dimisión ya porque así no vamos a ningún lado, que espabile de una vez.  #FC Barcelona #Fútbol #Deportes Sevilla