Si las competiciones europeas miden la calidad de las ligas nacionales, "La Liga" sale claramente ganadora. Los fríos datos son contundentes. Por tercer año consecutivo habrá presencia española en la final de ambas competiciones. En el caso de la Champions por segunda vez en tres años la final será un pleno de equipos de casa. Y si ampliáramos a las semifinales la ventaja sería mayor.

La Liga como competición puede ser sobradamente criticada. Horarios dispersos, estadios anticuados, mala promoción de un muy buen producto, la broma de los diversos comités...En esta lista de críticas podríamos incluir la fuga de futbolistas, Barça y Madrid al margen el éxodo de jugadores a la Premier ha sido constante en los últimos años.

Anuncios
Anuncios

Y tendríamos que mencionar además, la mala situación económica de la inmensa mayoría de nuestros clubes.

La frase la necesidad agudiza el ingenio nunca ha sido tan cierta ni tan adecuada como lo es para nuestro #Fútbol actualmente. Superados los años de desprecio al producto nacional (jugadores y entrenadores) producido por la Ley Bosman y con el globo del dinero de la tele pinchado, nuestros equipos se vieron obligados a tirar de lo que tenían. Así, en la actualidad 17 de los 20 entrenadores de primera división son de casa. En cuanto a los jugadores, en los últimos años han emergido canteras prolíficas como las de Villarreal o Sevilla sumándose a las históricas de Barça, Madrid, Athletic, R. Sociedad...

Todo ello en contraste con un fútbol italiano en clara decadencia y un fútbol inglés con más dinero y estrellas que nunca pero que acumula fracaso tras fracaso en Europa, también a nivel de selección.

Anuncios

La mala gestión se hace evidente. Fichajes a precios absolutamente fuera de mercado, nula atención hacia la cantera y tendencia a caer en el eterno error de construir equipos repletos de estrellas pero que en la práctica no juegan como tal, no tienen alma de equipo y a menudo cada uno hace la guerra por su cuenta. Sin querer restar méritos al Leicester, que estos sean campeones a falta de dos jornadas y con 77 puntos deja retratados a jugadores, entrenadores y ejecutivos de los multimillonarios Chelsea, City, United y Arsenal.

Por eso cuando se dice que La Liga no tiene nivel porque Barça y R. Madrid se pasean, a menudo con amplias goleadas, no está de mas recordar las actuaciones de los nuestros en Europa. Si Barça y Madrid arrasan en la competición nacional es porque son los dos grandes trasatlánticos del fútbol europeo y mundial, no porque nuestra liga no tenga nivel. Atlético, Sevilla, Villarreal o Athletic se encargan de demostrarlo. #Europa League