El atlético de Madrid ha firmado hoy su pase a la final de Milán ante su rival Bayern de Munich en Alemania. Este encuentro venia condicionado con el resultado del partido de ida que había quedado favorable para los colchoneros por la diferencia mínima de 1-0 con gol del Francés Antoine Griezmann.  Un juego que se iba a definir en los 90 minutos sin necesidad de ir a prorroga, marcado por momentos de alta tensión y sentencias arbitrales que podrían entrar en discusión por la polémica que causaron al momento de realizarlas.

El primer tiempo el Bayern de Munich tomó la iniciativa de ataque, hizo honor a la filosofía futbolística marcada por su entrenador Pep Guardiola, al hacerse dueño de la posesión del balón, lo que iba a provocar un tiro libre muy cerca del área española, donde iba a surgir como protagonista Xabi Alonso que iba a ejecutar la falta por el lado externo de la barrera,  parecía que iba a ser una atajada fácil para Oblak, sin embargo  el esférico fue desviado por un defensa causando que el portero no pudiera llegar al balón, llegando así el primer gol al minuto 30 de juego.

Anuncios
Anuncios

Transcurridos 3 minutos del gol iba a llegar un penalti a favor del conjunto alemán producido por un agarrón de  Giménez a Xavi Martínez donde Oblak de iba a vestir de héroe para evitar  el segundo gol en contra de su equipo tras la mala ejecución de Müller. 

Los minutos restantes iban a ser de transición hasta culminar el primer tiempo donde el atlético iba a buscar ese respiro que le permitiera sentenciar la eliminatoria en los segundos 45 minutos.

El balón iba a rodar para dar inicio al segundo tiempo, donde se iban a ver dos acciones polémicas. La primera en una escapada de griezmann en contraataque del atlético donde parecía partir minuciosamente adelantado, el asistente arbitral no iba a señalar fuera de juego y el francés iba a culminar la jugada con un gol gracias a una gran definición al primer palo que Neuer no pudo evitar.

Anuncios

Posteriormente iba a ocurrir una falta sobre Torres fuera del área que el árbitro principal  iba a marcar como penalti donde Neuer iba a evitar el gol deteniendo el balón pateado por “El Niño torres”.

El Bayern de Munich iba a descontar con un gol de cabeza del polaco Lewandowski, que les iba a servir para poner el encuentro 2-1 a su favor y empatando a 2 el marcador global. Sin embargo no iba a ser suficiente gracias a la anotación de visitante del atlético que les servía como criterio de desempate.

De esta manera el Atlético de Madrid y el cholo Simeone disputaran su segunda final en 3 años, mañana conocerán su rival en un partido protagonizado por el Real Madrid y el Manchester City, eliminatoria que esta muy cerrada gracias al empate a 0 de estos equipos en la casa del conjunto inglés.     #Real Madrid #Champions League #Deportes Madrid