Atlético de Madrid y Real Madrid repetirán la final de Lisboa en San Siro, el primero intentará vengarse de ese triunfo que ya tenía en la mano y el segundo buscará ampliar su número de trofeos en su competición preferida. El partido tiene mucho morbo antes de empezar, un morbo que han aprovechado los hoteles de Milán para encarecer hasta en un 500% el precio del alojamiento, además hay que añadir también el precio por el vuelo. Se calcula que sólo en el desplazamiento y alojamiento la media está en casi mil euros, 944, un 821% más caro de lo que cuesta una semana más tarde.

El precio mínimo de una entrada normal  es de 70 euros, la siguiente 160, la siguiente 320 y la más cara 440 euros.

Anuncios
Anuncios

Conseguir una de ellas no es tarea fácil porque la opción de adquirirlas a través de la web era en marzo y ahora sólo se puede hacer con las que la UEFA reparte entre cada club, se calcula que serán entre 15.000 y 20.000 pero van por sorteo.

La única opción real ahora mismo es acudir a la reventa, una acción legal si se hace mediante Ticketbits, por ejemplo. En ese portal podemos encontrarnos de todo, la más barata es de 1.500 euros y la más cara puede llegar a los 12000. Un estudio realizado por la propia plataforma a través del precio medio desde 2.012 estima que se pagará en torno a 2200 para hacerse con un asiento en la final soñada.

La más barata desde entonces fue una de 900 euros por parte de un aficionado que la compró antes de que se disputaran las semifinales y la más cara asciende a 11.237 euros abonados por un aficionado húngaro en la final del año pasado.

Anuncios

Este año, la compra más cara la ha realizado un italiano que ha pagado 6.611 euros. Todo esto sin contar con todos los anuncios en lo que ya se ve mucho movimiento y se puede leer el típico mensaje de “vendo dos bolis y regalo dos entradas para la Champions por 5.000 euros”

Llegados a este punto quizá lo mejor sea ver la final en la tele con unas patatitas y unos amigos aprovechando que la emiten en abierto, no como la final de la Europa League que no se retransmitirá porque no es de interés general según la Ley General de Comunicación Audiovisual. #Fútbol #Champions League